El Gobierno, en defensa del régimen penal juvenil

Fuente: Archivo

Respuestas de Milman y Santilli a las críticas por la edad de imputabilidad

Varios funcionarios del oficialismo salieron a respaldar las iniciativas del Gobierno en materia de seguridad, que fueron objeto de crítica de organizaciones de derechos humanos en los últimos días. La medida que despierta más polémica es la baja de la edad de imputabilidad a 15 años, que el Gobierno alienta y las agrupaciones de derechos humanos condenan.

En diálogo con FM Delta, Diego Santilli, vicejefe de Gobierno porteño, consideró ayer que "si un chico mata a una persona, no puede quedar libre". Además, el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Gerardo Milman, rechazó las críticas de los organismos de derechos humanos. Las consideró "absurdas", porque la normativa actual fue establecida por la última dictadura militar, según expresó en radio Continental.

Respuesta a las críticas

"Que se pongan del lado de una norma que dictaron Videla, Massera y Agosti, y en contra de un proyecto que deberá discutir el Congreso elegido democráticamente nos pone en el absurdo", dijo Milman. Agregó que la norma actual fue "promulgada en los 80 por la dictadura militar, cuando la sociedad argentina era otra".

El funcionario explicó que el régimen penal juvenil que propone el gobierno nacional "tiene más de 100 artículos, y uno solo habla de la edad. El resto son un montón de medidas socioeducativas para tratar el problema. Pensar que todo el debate es hablar de 16, 15 o 14 años es minimizar la situación de una manera irresponsable".

Por su parte, Santilli manifestó que "la Argentina tiene que tener un régimen penal juvenil". Aunque también reconoció que "un chico de 15 años no puede tener el mismo régimen penal que un adulto".

"Si alguien usa un revólver y mata a una persona, no tiene que ver con la edad, sino con el delito que cometió. Algo tenemos que hacer, no puede quedar libre", completó el funcionario porteño, al referirse a los jóvenes que cometen delitos.

Además, remarcó la importancia de la agenda de seguridad que impulsa el Gobierno, porque "la sociedad está harta de la impunidad. El que las hace las tiene que pagar. No se trata de bolsonarización 'sí' o 'no'".

Quien también defendió el establecimiento de un régimen penal juvenil como propone el Gobierno, es el gobernador salteño y precandidato a presidente, Juan Manuel Urtubey.

"Hay que establecer una ley de responsabilidad penal juvenil, para dejarse de discutir si son 14, 15, 16 o 13 años. Eso es una anécdota cortita. Lo que hay que hacer es establecer un marco en el que el que delinque, si es menor de edad, tenga un lugar donde ser detenido y que tenga juzgados especializados en esa materia", dijo en una entrevista con LN+.

Urtubey también consideró que debería favorecerse un plan estructural y "no golpes de efecto que generen impacto. Hay que ir a una reforma mucho más grande que discutir si compramos 300 pistolas Taser o no".

Durante la última semana, la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini había criticado el uso de las pistolas. Otras organizaciones como Amnistía Internacional y diversos sectores de la Iglesia, integrados por curas villeros, también criticaron la compra de pistolas y la baja en la edad de imputabilidad.

Fuente de la noticia

Comentarios