El fútbol tiene un verano exprés: cuándo se juegan los amistosos y cuándo vuelve la competencia oficial

Juan Fernando Quintero y Lucas Pratto en plena pretemporada Fuente: Archivo – Crédito: Diego Haliasz / River

El sábado, desde las 20, en el Monumental, la pelota volverá a rodar de manera oficial en el fútbol argentino. River, el campeón de América, recibirá a Defensa y Justicia, escolta a seis unidades del puntero Racing y único conjunto que se mantiene invicto en la Superliga. Pocas veces el calendario tomará vuelo de manera tan anticipada como en 2019. La participación de los millonarios y de Boca en la final de la Copa Libertadores provocó la postergación de varios juegos de los dos equipos y hasta arrastró al clásico entre San Lorenzo y Huracán a esa tabla de encuentros que debieron modificar su fecha.

La competencia oficial tiene siete partidos pendientes y River es quien más cotejos adeuda: cuatro. El programa de partidos para Marcelo Gallardo y sus dirigidos empieza ante el Halcón y tiene continuidad con Unión (miércoles 23 de enero, a las 21). Más tarde, la Superliga se reiniciará -jornada 16- y en Núñez intercalarán partidos del fixture con los atrasados. Como para tomar ritmo, mañana, en el Campus de Maldonado, River se presentará ante Nacional, de Uruguay -el club donde Gallardo tuvo su primera experiencia como entrenador-;será desde las 22.10 y se ofrecerá como el único compromiso amistoso del conjunto en el verano.

Los tradicionales torneos de verano, con sedes en Mar del Plata, Mendoza, Córdoba. esta vez no tienen aquel reconocido formato. Tampoco existirán los esperados clásicos entre River y Boca, que viajaban de la playa a la montaña para desatar la pasión de sus hinchas. Pero para el público que extraña, el fútbol argentino tiene preparada una semana a pura acción, donde solamente el jueves la pelota dejará de ir y venir.

Mar del Plata se presenta como el escenario de los amistosos y será Racing quien esta noche, desde las 22.10, se medirá con Gimnasia y Esgrima La Plata. La Academia, puntero de la Superliga, se alista para desandar el semestre con un objetivo definido: ser campeón. A la salida de Gustavo Bou la reemplazó con la contratación de Darío Cvitanich, artillero de Banfield. El DT Chacho Coudet tendrá durante la preparación a un rival conocido y del que tiene los mejores recuerdos: el sábado, Racing enfrentará a Rosario Central.

Por su parte, el Lobo, que el viernes se medirá en la Feliz con Independiente, deberá superar el mal trago que le significó la derrota, en definición por penales, la Copa Argentina, como la pérdida de uno de sus futbolistas emblemas: Fabián Rinaudo. El volante pasó a las filas canallas.

Los Rojos se enseñan desorientados: entre las partidas y las fuertes declaraciones de los delanteros Emmanuel Gigliotti y Leandro Fernández, quienes sentenciaron que se marcharon por cuestiones futbolísticas -un tiro por elevación para el DT Ariel Holan-, le suman el accidente que protagonizó Alan Franco, que chocó y lastimó con su camioneta a una pareja. El juego con Gimnasia LP debería servir para retomar la serenidad.

Revertir el traumático fin de año será una batalla que Boca empezó a librar con el libro de pases, aunque es en la cancha donde los xeneizes, ahora bajo la conducción técnica de Gustavo Alfaro, tienen que exponer el cambio. Pasado mañana, frente a Unión, en Mar del Plata, llegará el primer examen.

Ya tuvieron sus presentaciones estivales Talleres, que en Salta superó 2-1 a San Martín, de Tucumán, y Rosario Central, que en el Gigante de Arroyito recibió a Belgrano. El fútbol se toma cada vez menos días de descanso, el comienzo de 2019 no deja de confirmarlo.

Fuente de la noticia