Además de esta mujer, también murieron en el incidente una turista española que se alojaba en un hotel delante de la panadería que sufrió el escape de gas que provocó la detonación, y dos bomberos que atendían esa fuga, alertados por los vecinos, en tanto unas 50 personas resultaron heridas.
Minutos antes del hallazgo del cadáver, los bomberos habían alertado de que se buscaba a una persona entre los restos, indicó la agencia española Efe.
El vocero de los bomberos, Eric Moulin, declaró a la prensa que los servicios de rescate trabajan "a mano, levantando piedra por piedra", mientras los perros continúan rastreando en busca de más desaparecidos.
Fuente de la noticia

Comentarios