Un almacenero que se domicilia que tiene su comercio de venta minorista se encadenó a a una planta frente al Concejo Deliberante de Colón debido a la difícil situación económica que esta viviendo con altas tarifas de los servicios y baja en las ventas.

La situación del comerciante Arturo Andrade fue en declive. Las boletas de electricidad que llegan a 12 mil pesos, y una baja en las ventas hace insostenible la continuidad del almacén de su propiedad, ante la imposibilidad de cerrar las cuentas con los proveedores.

El miércoles le pidió audiencia al intendente interino, Pablo Pino. El funcionario se la negó y lo envió a que dialogue con directivos de la Cooperativa Eléctrica.
El jueves Andrade se encadenó a un árbol frente al Concejo Deliberante. Una fuente señaló que en ese momento fueron varios los diálogos entre los concejales y el propio Pino.
Minutos después el comerciante fue recibido por el comerciante que presentó sus quejas por las altas tarifas y además la introducción de comercios de origen asiático a la ciudad.

Fuente de la noticia (El Faro)