Según los últimos registros de la cámara, los argentinos consumieron el año pasado 270 huevos per cápita, contra el promedio de 280 de 2017.