Vero Lozano volvió sobre Rodrigo Eguillor: "No podemos hacer una revolución pacífica"

Verónica Lozano habló de sus dichos sobre Eguillor: Fuente: La Once Diez

01:25 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> Video

El caso de Rodrigo Eguillor, acusado de abuso sexual , desató opiniones en el público general y también en famosos, periodistas y comunicadores. Una de las reacciones más fuertes y genuinas fue la de Verónica Lozano en el magazine que conduce en las tardes de Telefé , Cortá por Lozano.

Luego de que su producción recibiera amenazas, se dirigió a Eguillor y le dijo "me chupa la con…". "¿Porque me invitaste a comer un pancho tengo que tener sexo con vos? No, mi amor", dijo con claridad la conductora.

Por eso, al día siguiente fue una de las voces más buscadas y Moskita Muerta y Nilda Sarli fueron quienes lograron tenerla al aire en Por si las moscas, en La Once Diez.

Consultada por sus dichos, Verónica explicó que estuvo por decir "huevo" pero eligió usar la palabra "concha" porque "los varones dicen 'huevo' todo el tiempo y nadie se escandaliza". También se lamentó de que lo que quiso decir se haya reducido sólo al vocabulario que usó y decidió profundizar en sus ideas sobre la coyuntura y sobre la violencia que viven las mujeres en la Argentina.

Sobre el caso de Rodrigo Eguillor, señaló que no es "un pelot…", sino un violador. "¿Cuánto vamos a esperar para que mate a alguien este infeliz?", disparó. Además, comentó que todos los días en Cortá por Lozano se ve obligada a comentar sobre un femicidio y que se ve realmente afectada por el tema. "No damos más", explicó.

"No podemos hacer la revolución desde un lugar pacífico, hay que levantarse. Yo le creo a la víctima, le creo a las pibas, ésa es mi posición", dijo Verónica y señaló que, aunque impulsa a las chicas a hacer la denuncia judicial, comprende que "es muy difícil" y ejemplificó nuevamente con el caso Eguillor, en el que "las tenía amenazadas a las chicas, atemorizadas".

"No puedo ser tibia con lo que está pasando. ¿Lo de Lucía no fue femicidio porque le ofrecieron una Cindor y una medialuna? ¡Es una locura! ¿Cuánto falta para que se despierte la Justicia? No podemos esperar más, ni controlarnos, ni calmarnos. Basta", expresó y compartió que tuvo una charla con Antonia, su hija de 9 años, para que comprenda qué es el consentimiento.

Fuente de la noticia

Comentarios