Un comienzo del Abierto de Palermo a lo GPS: recalculando

Cappella, Barabucci, Nicolás Pieres e Ignacio Toccalino, en plena acción un lunes; día inusual para el Abierto de Palermo Fuente: LA NACION – Crédito: Mauro Alfieri

Ellerstina le ganó a La Albertina por 17 a 9 y Cría Yatay venció a La Cañada por 17 a 7. Nada extraño, de no ser porque la jornada tuvo lugar un… lunes. El Abierto de Palermo es cosa de fines de semana. Siempre lo fue. Así como en fútbol los domingos están identificados con la A y los sábados, con el ascenso -aunque eso se distorsionó ya en los noventas-, el polo del máximo nivel siempre se instaló en días no hábiles, para recibir más público.

Este atípico año hizo que de las cinco fechas que ya ofreció el mejor torneo del mundo apenas dos se desarrollaran en un fin de semana. Y de las seis que restan, tres están previstas para jornadas laborables, con la chance de que se agregue una cuarta: si finalmente la definición por la Copa Libertadores fuere fijada para el sábado 8 en River, el polo se movería al viernes 7.

Ya lleva seis reprogramaciones el Campeonato Argentino Abierto. Una más que jornadas ya celebradas. Entre G-20, lluvias y superclásico de fútbol, se movió en masa la acción a días de traje y corbata, calculando y recalculando a cada rato, con las complicaciones que ello implica en afluencia de público y organización en un deporte en el que son trasladados unos 200 caballos al predio en cada día de acción. Y si a eso se suma la sonora crítica que el último martes hizo Adolfo Cambiaso por el estado de la cancha 1 y al referato ("hay que replantearse el rumbo de este deporte, lo están arruinando"), Palermo experimenta un inicio atribulado.

En ese contexto, la dirigencia de la Asociación Argentina de Polo (AAP) se adapta y corrige sobre la marcha, dentro de las posibilidades. Contra el fin de semana inutilizable por el G-20 no tiene nada por hacer, y contra el clima, tampoco. Ni le queda mucho margen frente al Boca vs. River dos veces pospuesto… "Los del G-20 fueron cambiándonos un poco los tantos, pero es entendible; traer tantos presidentes tan pesados es complicado. Pero lo del superclásico fue un espanto. Lo pusieron para dos sábados, cuando nunca se jugó la Libertadores en sábados, sin mirar el impacto en los demás. Hay que empezar a mirar otros ejemplos en el país más atractivos que el fútbol, que está complicado desde su dirigencia hacia abajo. Si no iban a jugar el domingo, lo hubieran dicho. El fútbol deja mucho que desear", enfatizó ante la nacion Delfín Uranga, el vicepresidente de la AAP.

Sin habilitación del gobierno porteño al Campo Argentino de Polo, el Abierto se quedó sin sábado y domingo por la final de fútbol, que entre violencia y dilaciones dirigenciales nunca se jugó. Algunos espectadores piden la devolución del dinero -se la efectiviza-, y a los que tenían entradas para la jornada 5 (iba a ser el sábado) les habilitaron el ingreso en la 6 (ayer).

En tanto, por el G-20 no habrá polo este fin de semana, sino el lunes y el martes próximos, pero, avisado con tiempo, el público no se reduce tanto. "El año pasado venían 4000 o 5000 personas en días de fin de semana, llegamos a 10.000 en las definiciones de zona y hubo 14.000 en la final. Este año, el martes vinieron 3000. Sí tuvimos menos cuando cambiamos a último momento. Pero más que el tema de que se juegue entresemana, lo que influye es la previsibilidad, que la gente sepa cuándo se juega", explicó Uranga. Ayer, lunes de polo establecido con cierta antelación, entraron 2500 personas a La Catedral para la jornada deportiva; no se incluye la concurrencia exclusiva al post polo, que se paga aparte.

Más allá de las contingencias que atentan contra el fixture, aparecieron las ruidosas declaraciones de Cambiaso del último martes, cuando el líder de La Dolfina se quejó agriamente de los jueces ("así vamos a tener que aprender de nuevo a jugar al polo") y del campo de juego ("un picadero") luego del escueto 15-11 a La Dolfina Polo Ranch. La AAP tomó nota y puso manos a la obra. "Siempre las quejas tienen algo de cierto; no estoy de acuerdo con la forma. Con Cambiaso tenemos excelente diálogo", comentó el vicepresidente. Las objeciones fueron que la cancha estaba mojada en algunos sectores, no por las lluvias sino por el riego artificial, y en mal estado cerca del tablero a raíz del recital de Ricardo Arjona, algo más de un mes antes del Argentino. Y que los jueces, sin favorecer a un conjunto en particular, estaban sancionando con criterios desconocidos para los polistas.

¿Qué hizo la Asociación? Corrigió el manejo del riego -ayer la cancha 1 estuvo mejor, según protagonistas de Ellerstina vs. La Albertina- y citó, para el viernes pasado en Pilar, a un representante de cada equipo para hablar del referato. Algunos salieron a gusto; otros, como Gonzalo Pieres (h.), no tanto. "Hubo una reunión a partir de un par de quejas, se empezó a cobrar un poco más y es lo que no tiene que pasar. Los referís están para cobrar lo que ven y lo que sienten. Es lo único negativo en este momento", apuntó el 2 de La Z, a la vez conforme con otro aspecto: "En cuanto a disciplina están muy bien los jueces; hay que felicitarlos. Se mantiene un juego callado y sacan amarillas inmediatamente. Los jugadores están tranquilos".

Entre factores externos e internos, el Abierto tiene un comienzo diferente. Recibir el impacto, adaptarse y corregir: de eso se trata.

Las síntesis de los encuentros del lunes por la zona A

  • Ellerstina (17): Pablo Pieres, 10; Gonzalo Pieres (h.), 10; Nicolás Pieres, 10, y Facundo Pieres, 10. Total: 40.
  • La Albertina (9): Nicolás Roldán, 7; Francisco Elizalde, 8; Ignacio Toccalino, 8, y Alfredo Cappella Barabucci, 8. Total: 31.
  • Incidencias: al inicio del 6º chukker, Jaime García Huidobro (7) reemplazó a Toccalino, lesionado, y en el 5º fue amoestado P. Pieres.
  • Progresión: Ellerstina, 2-3, 4-5, 5-5, 9-5, 12-5, 14-6, 15-8 y 17-9.
  • Goleadores de Ellerstina: P. Pieres, 6 (1 de penal); G. Pieres, 4; N. Pieres, 4, y F. Pieres, 3 (1 de penal). De La Albertina: Roldán, 2; Elizalde, 3; Toccalino, 2 (1 de penal), y Cappella Barabucci, 2 (1 de penal).
  • Jueces: José Ignacio Araya y Jason Dixon. Árbitro: Gastón Lucero.
  • Cancha: Nº 1 de Palermo.

¡Cerramos la fecha 6 del Abierto de Palermo con el vídeo clip de la victoria de @EllerstinaPoloZ sobre @laalbertinapolo!¡Nos vemos mañana, en la Fecha 5! #SomosPolo pic.twitter.com/pWQZgoK3e1&- Asoc. Arg. de Polo (@asocdepolo) 27 de noviembre de 2018

  • Cría Yatay (17): Valerio Zubiaurre, 8; Cristián Laprida (h.), 8; Joaquín Pittaluga, 8, e Ignacio Laprida, 8. Total: 32.
  • La Cañada (7): Agustín Obregón, 6; Ezequiel Martínez Ferrario, 8; Sebastián Merlos, 8, y Jared Zenni, 6. Total: 28.
  • Progresión: Cría Yatay, 1-1, 3-1, 4-2, 8-2, 10-4, 12-5, 16-6 y 17-7.
  • Goleadores de Cría Yatay: Zubiaurre, 1; C. Laprida, 2; Pittaluga, 4 (1 de córner), e I. Laprida, 10 (todos de penal). De La Cañada: Obregón, 1, y Zenni, 6 (4 de penal).
  • Incidencias: en el 2º chukker fue amonestado Merlos, y en el 5º, Obregón.
  • Jueces: Guillermo Villanueva (h.) y Martín Pascual. Árbitro: Matías Baibiene.
  • Cancha: Nº 2 de Palermo.

¡Reviví el triunfo de @criayatay @WeWork sobre La Cañada Angiocor Daily Racing Form en este vídeo clip! #SomosPolo pic.twitter.com/Puj8BTVhzK&- Asoc. Arg. de Polo (@asocdepolo) 27 de noviembre de 2018

Fuente de la noticia