Trump anunciará restricciones de asilo para las caravanas de migrantes

No queda claro si las limitaciones que se espera sean propuestas por el mandatario se aplicarán solo a los que viajan en las caravanas o a todos aquellos que deseen entrar al país, ni tampoco si el presidente estadounidense tiene autoridad legal para hacerlo.

El presidente estadounidense, Donald Trump, tiene previsto anunciar este jueves planes para denegar de manera automática solicitudes de asilo de migrantes que intenten ingresar ilegalmente a Estados Unidos entre puertos de entrada, como parte de su respuesta pre electoral a caravanas de centroamericanos que avanzan pro México hacia su país.

El anuncio marcará otro intento de Trump por mantener el tema de la inmigración al tope de la agenda de campaña mientras busca activar a las bases republicanas en la recta final hacia las elecciones legislativas del 6 de noviembre, en las que su partido buscará mantener el control del Congreso.
La cláusula sobre asilo de la Ley de Nacionalidad e Inmigración dice que cualquiera que llegue a Estados Unidos debe pedir asilo, y cualquier cambio seguramente será recurrido ante la Justicia.
Trump hará su anuncio sobre "la crisis de inmigración ilegal" durante breves declaraciones en la Casa Blanca previstas para las 16:15 (las 17:15 de Argentina), informaron la cadena CNN y otros medios estadounidenses, que citaron a funcionarios no identificados.
Trump llegó al poder con la lucha a la inmigración como caballito de batalla, convencido de que la cuestión es clave para entusiasmar a las bases republicanas que le dieron la victoria en las elecciones de 2016.
El mandatario ha aprovechado para esto la atención que han generado las caravanas de migrantes centroamericanos que avanzan a pie hacia la frontera mexicano-estadounidense con la intención de entrar a Estados Unidos.
Ayer, Trump dijo que el Pentágono podría desplegar hasta 15.000 soldados en la frontera para hacer frente a las caravanas, el triple de militares que los anunciados por su gobierno días antes.
El presidente afirma que entre los migrantes hay delincuentes y los ha acusado de intento de "invasión" del país, pese a que se trata de miles de desesperados hombres, mujeres y niños que escapan de la pobreza y la violencia en sus países y a que aún están a cientos de kilómetros de la frontera, adonde no llegarán hasta dentro de varias semanas.
Actualmente hay cuatro caravanas que se dirigen hacia Estados Unidos.
El grupo principal cuenta con unos 4.000 migrantes -en algún momento llegó a tener 7.000- y permanece en el sur de México. Un segundo grupo más pequeño, de unas 1.000 personas, está unos 320 kilómetros por detrás del primero.
Una tercera caravana de unos 500 migrantes que salió de El Salvador cruzó esta semana a Guatamala, mientras que un cuarto grupo de unas 700 personas partió hace dos días. de la capital salvadoreña. Fuente de la noticia

Comentarios