Taquilla: el público global se rinde ante la Queenmanía

En nuestro país, Bohemian Rhapsody: la historia de Freddie Mercury se quedó con el 50 por ciento de las entradas de cine vendidas de jueves a domingo: 220.000 entradas en 317 salas

Diego Batlle SEGUIR

En general, los proyectos que llegan con serios problemas de producción y "mala prensa" suelen fracasar en la taquilla. Sin embargo, de vez en cuando hay excepciones a la regla y una de ellas es, sin dudas, Bohemian Rhapsody: La historia de Freddie Mercury, que va camino a convertirse en una de las sorpresas del año, al menos en el terreno comercial.

El film de Fox estuvo mucho tiempo en gestación (primero con Sacha Baron Cohen, luego con Ben Whishaw, finalmente con Rami Malek en el papel de Mercury), luego el director Bryan Singer fue echado en medio del rodaje y reemplazado por Dexter Fletcher, pero la "Queenmanía" pudo más.

Con críticas poco entusiastas en los Estados Unidos (apenas 49 sobre 100 según el promedio del portal Metacritic; LA NACION la calificó como buena), la película recibió la máxima puntuación, "A", en las encuestas de CinemaScore que se hacen a la salida de las funciones (lo que permite inferir que no tendrá caídas demasiado pronunciadas en las próximas semanas) y con algunas revelaciones poco habituales: el 78 por ciento del público fue mayor a 25 años, cuando los principales sucesos de taquilla suelen estar sustentados en el favor masivo de los adolescentes.

Tras un estreno anticipado en Gran Bretaña (donde ya suma más de 26 millones de dólares), este fin de semana Bohemian Rhapsody: La historia de Freddie Mercury recaudó 50 millones en 4000 salas de los Estados Unidos y 72,5 millones en otros 64 países para un acumulado de 122,5 millones hasta el domingo y 141 millones con la mencionada venta previa en Inglaterra.

Se trata, sin dudas, de una cifra notable si se tiene en cuenta que su presupuesto (52 millones) es bastante modesto para los cánones actuales de Hollywoood. Y todavía le falta llegar a varios mercados importantes, como Japón y China. Todo el mundo está sorprendido por la performance del film, que funcionó mucho mejor de lo esperado en los distintos países. En la Argentina, por ejemplo, sumó 220.000 entradas entre jueves y domingo en 317 salas y se quedó con casi el 50 por ciento del público total (465.000 espectadores, según los datos de Ultracine). Además, cuadruplicó las cifras del otro estreno fuerte del último jueves, El Cascanueces y los Cuatro Reinos, producción de Disney que convocó a apenas 55.000 personas en una cantidad similar de pantallas (306) y quedó en un muy lejano segundo lugar. "Somos los campeones", cantaba Mercury en uno de los temas más populares de la banda británica. En el terreno de la taquilla habrá que darles la razón.

Por: Diego BatlleFuente de la noticia

Comentarios