Se cumplen diez años desde que Obama ganó la presidencia

El primer mandatario negro triunfó hace una década en las elecciones con la promesa de incrementar el libre comercio e instaurar un sistema de salud universal.

Por Alberto Galeano

Barack Obama, con el lema "Yes we can" (sí, podemos), se convirtió hace diez años en el primer presidente negro de Estados Unidos, tras ganar la presidencia con la promesa de incrementar el libre comercio e instaurar un sistema de salud universal para todos los estadounidenses.
En aquellos comicios del 4 de noviembre de 2008, la fórmula demócrata, compuesta por Obama y el vicepresidente Joe Biden, derrotó a los republicanos John McCain-Sara Palin, por 365 contra 173 electores.
Para Adrián Zarrilli, doctor en Historia en la Universidad de Quilmes, hay dos cosas importantes en la presidencia de Obama (2009-2017): "Una: es el primer presidente afroamericano de Estados Unidos. Dos: rescató al país de la crisis dejada por (el ex presidente George W. ) Bush tras la quiebra de la financiera Lehman Brothers", en noviembre de 2008.
De todos modos, el analista señaló a Télam que "es sorprendente que Obama tenga más seguidores fuera que adentro de Estados Unidos, porque evidentemente su gestión económica no fue bien vista por los estadounidenses. Por eso ganó (Donald) Trump".

Durante su presidencia, el ex mandatario prometió una reforma de la ley del sistema de salud, ya que en su opinión la Ley de cuidados de Salud Asequibles de 2010 -conocida popularmente como Obamacare-, resultaba insuficiente para atender las necesidades de los norteamericanos.
Por ese motivo logró una reforma que incorporó a 20 millones de personas que no tenían acceso a un seguro médico, eliminó varias trabas que limitaban la contratación de los servicios y mantuvo hasta los 26 años a hijos dentro de los planes de sus padres.
"Su gobierno consiguió transformaciones importantes. La más notoria fue la reforma a la salud. En 30 años más la gente seguirá hablando de 'Obamacare' porque eso será una realidad", dijo a Télam Patricio Navia, profesor en ciencias políticas de la Universidad de Nueva York y la Universidad Diego Portales de Chile.
Aun así, en materia económica, la gestión de Obama se ve eclipsada en la actualidad por el gobierno del republicano Trump, que redujo el nivel de desempleo a un 4,1 por ciento en diciembre pasado, por tercer mes consecutivo, el más bajo desde el año 2000.
Según estas cifras, el desempleo cayó entre los hispanos un 4,7%, contra el 5,3% de Obama y por encima de George W. Bush que logró el 5,1%.
En materia internacional, Obama obtuvo un acuerdo nuclear con Irán, el 8 de julio de 2015, después de una ardua negociación del Grupo 5+1, formado Estados Unidos, Francia, Reino Unido, China y Rusia, más Alemania.
Según ese documento, que fue repudiado por Trump e Israel, Teherán se comprometía a limitar su programa nuclear a cambio del levantamiento parcial de las sanciones económicas impuestas por la comunidad internacional.
El acuerdo, favorecido por la elección del moderado presidente Hassan Rohani, constituyó uno de los puntos centrales de la política exterior del gobierno de Obama.
Por otra parte, el primer presidente negro de la Unión restableció las relaciones diplomáticas con Cuba, el 17 de diciembre de 2014, después de más de medio siglo en que Washington impusiera sanciones económicas contra ese país.

Asimismo, el 21 de marzo de 2016, Obama viajó a la Habana junto con su familia, convirtiéndose en el primer presidente estadounidense que visitó la capital cubana en 88 años.
Durante su presidencia trató también de limitar la venta libre de armas. Pero el Congreso estadounidense rechazó a principios de 2013 un proyecto para renovar la prohibición del uso de los fusiles de asalto y aumentar los requisitos para poder comprar armamentos.
Además, el Tribunal Supremo reconoció en un fallo el matrimonio entre personas del mismo sexo, el 26 de junio de 2015.
Sin embargo, la gestión de Trump ha modificado algunas medidas del anterior gobierno en materia de derechos civiles, como la anulación de 24 normas de discriminación positiva que había dispuesto Obama con el fin de potenciar en las universidades la presencia de hispanos y afroamericanos. Fuente de la noticia

Comentarios