Moscú no ve una mejora en las relaciones tras las elecciones en EEUU

"Se puede suponer que no se vislumbrarán perspectivas para la normalización", dijo el portavoz de Putin tras los sufragios de medio término en Estados Unidos.

Los resultados de las elecciones de medio término realizadas ayer en Estados Unidos desataron una ola variopinta de reacciones en el mundo, que van desde el escepticismo ruso, cuyo gobierno no vislumbra mejoras en el vínculo bilateral, hasta el Partido Popular Europeo (PPE), que confía en que la relación transatlántica mejore con el nuevo reparto de poder.
"Se puede suponer, con gran probabilidad, que en el horizonte no se vislumbrarán perspectivas halagüeñas para la normalización de las relaciones ruso-estadounidenses", dijo a la prensa el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.
El funcionario insistió en que "Rusia no ha interferido, no interfiere, ni piensa interferir en los procesos electorales en ningún país, incluido EEUU", en clara alusión a las sospechas de que el gobierno de Moscú tuvo alguna intervención en los comicios de 2016 que terminaron con el triunfo de Donald Trump, en el episodio conocido como "Rusiagate".
Peskov hizo hincapié en que lo anterior no significa que Moscú no esté deseando continuar el diálogo con Washington, ya que en el mundo existen muchos problemas cuya solución requiere de la comunicación ruso-estadounidense.
Fuente de la noticia

Comentarios