Rugby: los Pumas juegan con Irlanda su propio clásico de estos tiempos

International Sin Comienzo

  • 12

Ireland

Ireland

  • 11

Argentina

Argentina

Estadio: Aviva Stadium | Árbitro: Nic Berry

La seguidilla de enfrentamientos en Mundiales hizo que la rivalidad Argentina-Irlanda se convirtiera en un verdadero clásico del rugby moderno. En cuatro de los últimos cinco campeonatos del mundo se cruzaron en partidos de virtual eliminación directa: el que ganó siguió en carrera y el que perdió se despidió por esa derrota. Los Pumas se impusieron en tres de esos juegos (1999, 2007 y 2015) contra la derrota en 2003 y erigieron una especie de paternidad. Del otro lado, Irlanda es el único seleccionado grande al que los argentinos nunca pudieron vencer como visitantes, además de los All Blacks.

Cuestiones que en definitiva alimentan el folklore del rugby, aunque quedarán de lado cuando a las 15.30 (hora argentina) los Pumas se encuentren frente a un nuevo desafío de máxima exigencia. La premisa del duelo ante Irlanda en Lansdowne Road es consolidar el robustecimiento del que el equipo se nutrió desde que Mario Ledesma asumió en el Rugby Championship, tanto en el juego como en el costado mental, y trasladarlo a un resultado positivo. Nada fácil cuando del otro lado está el N°2 del ranking mundial y cuando se ensayan variantes.

Ante las potencias del sur, los Pumas se probaron a sí mismos que son capaces de superar adversidades como las que presentará Irlanda, que llega como campeón del Seis Naciones con Grand Slam incluido y una racha de 14 victorias en los últimos 15 Test Matches (perdió ante Australia en junio aunque luego ganó la serie 2-1); viene de golear a Italia una semana atrás. Pero los argentinos también dejaron en evidencia que todavía no terminaron de madurar ni mentalmente, como desnudó la derrota ante Australia tras estar en ventaja amplia, ni en aspectos centrales del juego: la defensa, el breakdown y, principalmente, el scrum.

La última apuesta del entrenador fue cederle la capitanía a Pablo Matera en detrimento de Agustín Creevy. El ex Alumni, que ya había recibido ese honor en Jaguares, vivirá hoy su bautismo de fuego con la cinta.

Otra movida arriesgada fue la de prescindir para esta gira de algunos jugadores experimentados como Juan Manuel Leguizamón, Leonardo Senatore y Santiago González Iglesias en pos de dotar de experiencia a nuevos valores. Para peor se lesionaron tres pilares (Figallo, Herrera y Tetaz Chaparro) y por un problema personal debió volver al país Marcos Kremer. Así, tres jugadores se aprestan a debutar este sábado en los Pumas si ingresan desde el banco: Lucio Sordoni (pilar, 20 años), Rodrigo Bruni (tercera línea, 25) y Joaquín Díaz Bonilla (apertura, 29). "Hay puestos en los que estamos corititos, por eso la gran cantidad de jóvenes", explicó Mario en diálogo con ESPN. "Tenemos que empezar a desarrollar jugadores que nos cubran falencias en caso de lesiones. Es una gira larga."

Curiosamente, incluyó a Guido Petti Pagadizábal como sustituto de Kremer. El segunda línea jugará por primera vez en su carrera profesional como ala. "Es una posibilidad que contemplamos desde principios de año", justificó Ledesma. "Me pareció una oportunidad piola ante un gran pack. Es una opción más en el line-out y no teniendo que empujar en todos los scrums, vamos a ver más de él siendo tercera línea". Además, el medio-scrum Tomás Cubelli vuelve a la titularidad por primera vez en 13 meses.

Las bajas en la primera línea y la juventud de los cuatro pilares condicionan aun más el scrum argentino. Para peor, ayer llovió todo el día en Dublín y se espera que el campo de juego esté húmedo, lo que dificulta el manejo de la pelota e incrementa la posibilidad de que haya scrums.

Irlanda pone lo mejor que tiene excepto su medio-scrum Conor Murray, lesionado. Tampoco llega el fullback Rob Kearney, aunque su reemplazante demostró en su debut como titular ante Italia ser tanto o más peligroso: Jordan Larmour, un joven de 21 años con una capacidad de elusión asombrosa. "Contra este equipo hay que mantener la pulseada. Son capaces de hacer 40 fases y ganarte con un drop en la última jugada", afirmó Ledesma. "La parte mental de aguantarles está buena y es un gran aprendizaje para este equipo."

Los Pumas inician su gira por Europa con un examen de alto handicap. Con muchas cosas buenas por consolidar, algunas por corregir, ensayos y la convicción de llevar el buen momento al resultado. Los clásicos se juegan, pero más importante es ganar.

Fuente de la noticia

Comentarios