Rodolfo D'Onofrio aprueba a los visitantes: "Si Macri garantiza la seguridad, confiamos en él"

DOnofrio con Angelici, los presidentes de River y Boca Crédito: NA

La final de la Copa Libertadores entre River y Boca ya tiene su primera gran definición: que ambos encuentros se jugarán con hinchadas visitantes. Si bien los organismos de Seguridad habían decretado que tanto la ida como la vuelta se disputarían únicamente con las parcialidades locales, el presidente Mauricio Macri confirmó que las series se disputarán con público visitante.

"Lo que vamos a vivir los argentinos en unas semanas es una final histórica. También una oportunidad de demostrar madurez y que estamos cambiando, que se puede jugar en paz. Le pedí a la Ministra de Seguridad que trabaje con la Ciudad para que el público visitante pueda ir", escribió el primer mandatario en Twitter.

Lo que vamos a vivir los argentinos en unas semanas es una final histórica. También una oportunidad de demostrar madurez y que estamos cambiando, que se puede jugar en paz. Le pedí a la Ministra de Seguridad que trabaje con la Ciudad para que el público visitante pueda ir.&- Mauricio Macri (@mauriciomacri) November 2, 2018

Minutos más tarde, el Ministerio de Seguridad emitió un comunicado en el que reconocieron que "los equipos de los ministerios de Seguridad de la Nación y de la Ciudad de Buenos Aires están trabajando en la evaluación de medidas necesarias que permitan la concurrencia de público visitante".

Con la confirmación de la presencia de los visitantes en los cotejos por celebrarse en La Bombonera y en el Monumental, River se manifestó a través de Rodolfo D'Onofrio, presidente del elenco Millonario y, con reparos, respaldó la decisión: "Si (Mauricio) Macri garantiza la seguridad, confiamos en él".

En diálogo con Continental, horas después de que Rosario Central y Newell's se enfrentaran sin público en la cancha de Arsenal, D'Onofrio plasmó su sorpresa y pidió explicaciones: "Estamos sorprendidos porque ayer vimos el clásico rosarino sin público. Me alegraría por la Argentina porque estaríamos en un país mejor, pero ayer pasó lo que pasó y uno pretende que cuenten qué es lo que cambió en la seguridad. Queremos saber qué pasó que hace cinco días no se podía y ahora sí".

Además, D'Onofrio recordó: "El 31 de octubre del año pasado habíamos acordado con el presidente de Lanús que iba a haber visitantes en ambos partidos y la Ciudad de Buenos Aires dijo que no porque no había seguridad suficiente. Si en un año se ha logrado esto me alegraría porque en Argentina se estaría viviendo en un país más seguro, pero si el Ministro de Seguridad dice que no puede asumir ese riesgo, creo que está dando una definición".

Marcelo Gallardo, entrenador del Millonario, se mostró esperanzado con la posibilidad de celebrar las finales con ambas hinchadas e intentó desdramatizar la situación: "Yo lo que quiero transmitir es un mensaje de paz. Más allá de enfrentarnos al rival de toda la vida, es un acontecimiento único. ¿Por qué tenemos que hablar de si estamos preparados o no como sociedad? Debería ser normal, y si no lo es pasemos el mensaje de que es un partido único con situaciones que van a transmitirse en todos estos días".

En un fútbol acostumbrado a no tener visitantes, la posibilidad de un clásico histórico con hinchas de Boca en el Monumental y de River en La Bombonera sería un hito: "Tenemos que pensar que es un espectáculo único y deportivo. No pasa más de ahí. El que salga vencedor tendrá la gloria absoluta pero no es vida o muerte, ese es un mensaje erróneo para la sociedad. Es algo hermoso, yo lo vivo así más allá de todo lo que se va a generar y decir. El que gane o el que pierda, con más fuerza y con la sangre misma volcada en los ojos de quienes la transmiten, yo quiero disfrutar de un acontecimiento así. Todo el mundo futbolero debería hacerlo y sin querer generar qué va a pasar el día después. Eso reservémoslo para después", reflexionó Gallardo.

Con el Poder Ejecutivo y las fuerzas de seguridad trabajando en conjunto para diseñar un operativo que permita a 4000 fanáticos acompañar a sus respectivos equipos al territorio adversario en busca de un título, el más preciado del continente, frente al clásico rival.

Fuente de la noticia

Comentarios