Marcelo Gallardo: "Actué impulsivamente, pero no fue una postura desafiante hacia la Conmebol"

En un pasaje de la conferencia, Gallardo buscó desdramatizar el Boca-River y no pensar en qué va a pasar "el día después" Crédito: @CARPoficial

Sigue la cuenta regresiva de la primer final de la Copa Libertadores entre Boca y River , el sábado 10 de este mes. Y a la espera de una sanción de Conmebol por haber transgredido la prohibición de tomar contacto con los jugadores en el desquite ante Gremio, Marcelo Gallardo habló en una conferencia de prensa y reconoció que "las emociones le jugaron en contra".

Marcelo Gallardo: 'Quiero transmitir un mensaje de paz'

2:17 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> Video

Bajar los ánimos y pedir disculpas. Descartar cualquier tipo de actitud contra la Conmebol. Trasladar un mensaje de paz de cara a la final de la Copa Libertadores frente a Boca. Y hablar de una oportunidad única para disfrutar. Bajo esos cuatro pilares, pero sin estar arrepentido de su actitud, el Muñeco se sentó en el auditorio de Estadio Monumental para dar una inesperada conferencia de prensa luego de enviar su descargo a la Conmebol tras haber violado su sanción en Brasil.

El técnico de River buscó cambiar el tono de su mensaje, a la espera de la resolución del fallo tras el reclamo de Gremio y del castigo que le dará el ente rector del fútbol sudamericano, que le impediría estar en el banco en las finales con el Xeneize. Pero dejó en claro algo: "No me puedo arrepentir de algo emocional. No lo tenía decidido ni mucho menos. Fue algo impulsivo, sanguíneo . Hay que vivir esos momentos para saber qué se siente. Asumí mi responsabilidad, transgredí la norma, pero no fue desafiante. Íbamos perdiendo 2-0, sentí que tenía que estar con mi gente y eso hice. Nada más".

Y en varios tramos de la conferencia volvió a hacer foco en intentar calmar los ánimos: "Haber ingresado al vestuario tuvo más que ver con lo emocional que con una situación desafiante para Conmebol, que muchos quisieron hacer creer. A mí me parecía que el fallo era injusto y desagradable para los entrenadores, porque no hubo indisciplina. Y, ante una situación de tanta importancia como una semifinal de Libertadores, las emociones también juegan y me jugó en contra haber actuado impulsivamente. Eso fue lo que sentí y reflexioné estos días. Cuando uno actúa con el corazón, a veces pierde la razón. Pedí disculpas en mi descargo".

Más sereno, y a la espera del fallo que a priori saldrá después de las 19 Gallardo buscó poner el foco en lo que se vendrá: "No puedo obviar mi situación personal. Hicimos el descargo y esperaré la sanción para ver cómo se resuelven las diferentes situaciones. Pero tengo que estar tranquilo y bien, porque tenemos que empezar a enfocarnos, primero en el partido de mañana por Superliga y después en el de la semana que viene. Con muchísimo entusiasmo, ganas y decisión. Eso es lo que me va a preocupar".

Pese eso, también se mostró dolido en caso de no poder estar: "No me gustaría perderme esta posibilidad. Pero confío plenamente en la gente que trabaja conmigo, en los jugadores, porque uno acompaña hasta ahí nomás. Después, los jugadores resuelven, son los protagonistas, los que toman decisiones dentro del campo. Confío al cien".

Por otro lado, acerca del reclamo de Gremio, el DT dijo que "tiene tranquilidad" y que "no hay argumentos algunos para invalidar la situación que hemos logrado", siguiendo así la línea de River durante estos últimos días: en el club no hay temores de una posible eliminación.

Ya enfocado en lo que será la super final con Boca, el Muñeco dejó de lado los favoritismos, destacó que hay que "hablar en la cancha" y que ambos "han llegado merecidamente a la final". Aunque anticipó: "En estos 20 días se va a hablar muchísimo y nosotros tenemos que estar enfocados en lo nuestro, en el trabajo diario, grupal, individual. No salirnos de lo nuestro, que es lo único que nos ha mantenido fuerte hasta acá. No tenemos por qué cambiar nuestras formas".

¿Un triunfo o una derrota puede llegar a cambiar la historia que el club ha conseguido en su ciclo? "Lo que se ha hecho hasta acá, nadie lo va a borrar ni te lo va a quitar. Es una historia nueva, otra página más del libro. Estará en nosotros poder seguir siendo parte de la historia", disparó Gallardo, y pidió disfrutar del acontecimiento.

"No se debe tomar como una presión, sino como un privilegio. Cualquiera daría todo por la chance de estar. Hay que disfrutarlo en todo sentido porque no se sabe cuántos más podrán tener la chance de jugar una final de Libertadores con el clásico rival de toda tu vida. Es algo hermoso. Tal vez ya se empiece a hablar de el que gane y del que pierda, y la sangre misma ahí volcada en los ojos de los que la transmiten. Y yo quiero disfrutar, todo el mundo debería hacerlo. Analizarlo, vivirlo con pasión pero sin querer generar eso el día después, y cómo va a quedar el que pierda, cómo va a quedar el que gane. Es un hecho hermoso deportivo, es lo más lindo que te puede suceder", cerró el técnico millonario.

Otras frases de Gallardo

Lo logrado en Brasil: "Uno se toma el tiempo para, con más tranquilidad, analizar y reflexionar lo que fue el partido, lo que fue el acontecimiento que nosotros vivimos en Brasil después de haber conseguido un pase a una final histórica. De la manera en que se consiguió, teniendo que ir a Brasil a jugar una carta ganadora. Y eso es lo que valoro y rescato. Hay que darle el valor real de haber conseguido un logro deportivo muy importante, que es volver a jugar una final de Copa Libertadores. Se debe al trabajo enorme del equipo, de los futbolistas que son los verdaderos protagonistas. Se va a jugar un partido especial y somos privilegiados de poder vivirlos".

Los cambios en las fechas y los días; "No he estado atento a los diferentes cambios. Cada un otiene libertad de expresarse, muchas veces sin chequear o sin saber de dónde viene la información. Esto no quiere decir que no haya alguna inquietud. Yo tengo que estar tranquilo de dónde estamos parados. Los jugadores deben estar al margen de todo esto, tienen que estar enfocados en el entrenamiento de la tarde, el partido de mañana y después habrá que pensar ya decididamente de lleno en la primera final".

La presencia de visitantes y el mensaje de vida o muerte: "Yo quiero transmitir un mensaje de paz, más allá del hecho histórico. Es un espectáculo deportivo y tenemos que vivirlo así. Por qué tener que hablar de si estamos preparados o no como sociedad, debería ser normal. No tiene que ir más allá de eso, de un partido de fútbol que el mundo va a estar observándolo. Es el mensaje que tendríamos que pasar todos, más allá de si hay público visitante o no. Van a ser muy poquitos afortunados en poder asistir, hay millones de hinchas. No podemos detenernos en eso. El que salga vencedor tendrá la gloria absoluta y el que no seguirá peleándola, esto siempre es así. Hay que seguir. No es vida o muerte. Es un mensaje erróneo y malo para nuestra sociedad".

Las definiciones previas con Boca: "Más allá de las posibilidades que hemos tenido en los últimos años de haber podido competir y vivir finales, esto es un acontecimiento aparte. El que gana esta serie se consagra con el título. Eso lo hace único. Es el desafío más importante de todos".

¿Volvería a ingresar al vestuario en Brasil?: "Debería volver a sentir lo mismo para contestar. Hay situaciones que uno a veces cree poder manejar, y a veces no. Somos humanos y tenemos esos defectos. Más allá de lo injusto que haya sido la sanción: no poder estar en un partido tan importante por una falta de un minuto 15 de que el equipo se demoró, es demasiado severo. Yo invito a que se puedan revisar la sanciones a los entrenadores".

Fuente de la noticia

Comentarios