Los Pumas: una gira para sumar más experiencia que triunfos

Los Pumas empezarán la gira este sábado, frente a Irlanda

La que está ya transitando quizá sea, después de décadas, la última ventana internacional de noviembre, la época del año en que los seleccionados del Sur viajan al otoño europeo. En 2019 no habrá partidos en ese mes por la disputa de la Copa del Mundo en Japón y en 2020 es probable, aunque aún parezca lejana la concreción, que se inicie una nueva era con la organización de un Top 12, una especie de mini Mundial anual que pondría fin también a los test-matches de junio. Esto es al menos en lo que está trabajando la World Rugby luego de una idea de Agustín Pichot, su vicepresidente, quien cree que el modelo de negocio está agotado y se debe buscar otro camino.

¿Cómo sería ese Top 12? La docena que encabece el ranking, o sea los seis del 6 Naciones, los cuatro del Rugby Championship, más Japón y alguno de las islas del Pacífico Sur, dividida en cuatro zonas de 3 seleccionados cada una, con sistema de semifinal y final, jugando durante noviembre en cuatro sedes distintas. Pichot cree que el sistema de ventanas actual sigue generando conflictos con los clubes que no ceden a sus jugadores y que ha perdido atractivo competitivo. Esto último es bastante discutible, como su idea -acatada por la UAR- de terminar en el país con el Campeonato Argentino.

Pero más allá de estas cuestiones que se dirimen en el poder, pasado mañana los Pumas comenzarán a jugar la última serie de otra extensa y cambiante temporada. En Dublín, ante la fuerte Irlanda, que viene de ganar el 6 Naciones y de aplastar 54-7 a Italia en Chicago, el equipo comandado por Mario Ledesma arrancará la senda de estos cuatro tests (luego vendrán Francia, Escocia y Barbarians) apostando a varios frentes: consolidar el grupo (será el debut como capitán de Pablo Matera), apuntalar el juego y la parte mental (se viene de una dura caída con los Wallabies) y ampliar la base con vistas al Mundial del año próximo (el plantel de 31 jugadores tiene 6 que nunca disputaron un test).

Sin convocados de los que están jugando en Europa, Ledesma y su staff llevaron a la gira a cuatro Pumitas: los primeras líneas Lucio Sordoni y Mayco Vivas, el tercera línea Santiago Grondona y el fullback Santiago Carreras. También viajaron dos que ya estuvieron llamados pero que aún no sumaron minutos: el tercera línea Rodrigo Bruni (se pierde las definiciones de la URBA con su club, San Luis) y el apertura Joaquín Díaz Bonilla.

Es una excelente gira para sumar experiencia más que triunfos. También es la oportunidad para medir dónde está parado el equipo con respecto a los europeos tras la muy floja ventana de junio, que no sólo arrojó un 0-3 (dos derrotas con Gales y una con Escocia), sino que provocó el cambio de mando: se fue Daniel Hourcade y desde Jaguares llegó Ledesma. Si bien todavía es afectado por los altibajos emocionales, el seleccionado argentino levantó su nivel en la última parte del año, con triunfos (Springboks y Wallabies) y buenas actuaciones.

La gira es dura. Siempre los del Norte reciben en plena actividad a sus rivales de hemisferio que vienen con todo el año sobre sus espaldas, pero además de los apuntados tiene otro atractivo: enfrentar a un rival directo de la Copa del Mundo. Si bien aún resta un largo trecho, el partido del 17 con Francia será un buen testeo desde el juego y lo mental.

Fuente de la noticia

Comentarios