LA NACION simuló 100 veces la final Boca-River: quién ganó más y cómo influyó el VAR

Crédito: Captura

En marzo un YouTuber corrió una centena de simulaciones de la Copa del Mundo de Rusia en el Football Manager. Los resultados fueron consecuentes con el desarrollo del Mundial: Francia, el segundo país con más títulos virtuales detrás de Bélgica, se consagró en Luzhniki. Harry Kane, Botín de Oro en 10 ediciones digitales, fue el máximo anotador del torneo con seis goles. Eden Hazard, MVP en 23 ocasiones, se quedó con el Balón de Plata apenas por detrás de Luka Modric.

Con la precisión de los antecedentes y en la víspera del Superclásico que definirá al campeón de la Copa Libertadores, LA NACION analizó cien partidas en conjunto con el staff de scouts argentinos del Football Manager para determinar las probabilidades de Boca y River de cara a la inminente final.

Facundo Delgado, Chief Scout de Football Manager para Argentina, lidera a un grupo de 30 personas que desde 2010 edita y actualiza hasta la obsesión la base de datos que Sports Interactive utiliza para el juego más popular de simulación deportiva del mundo. Con 15 mil jugadores del ámbito nacional, no existe una base de datos más profunda, detallada y confiable que la de FM_Argentina.

Formaciones más utilizadas

Boca (4-2-3-1): Esteban Andrada; Leonardo Jara, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán, Lucas Olaza; Wilmar Barrios, Fernando Gago: Cristian Pavón, Edwin Cardona, Carlos Tevez y Darío Benedetto.

River (4-4-2): Franco Armani; Jorge Moreira/Gonzalo Montiel, Jonathan Maidana, Lucas Martínez Quarta, Milton Casco/Javier Pinola; Exequiel Palacios, Enzo Pérez, Leonardo Ponzio, Gonzalo Martínez; Ignacio Scocco y Lucas Pratto.

Crédito: Captura

El campeón

Boca tiene más probabilidades de consagrarse tras los 180 minutos. En 58 de las 100 simulaciones se impuso el Xeneize, mientras que River levantó el trofeo en las 42 restantes. La influencia de la localía jugó un peso importante en el éxito azul y oro: Boca convirtió 172 goles en La Bombonera (134 de River) contra 151 del Millonario en el Monumental (145 de Boca): "El simulador tiene una propensión bastante ofensiva en general y el perfil de Guillermo es ofensivo desde que estaba en Lanús, entonces su equipo ataca mucho. Como contrapartida, Gallardo tiene seteados mejores atributos en cuestiones claves como el manejo de plantel".

"Suele ser más fácil destacar a los jugadores ofensivos y habilidosos, mientras que a los defensivos se tiene a evaluarlos de forma más estricta y penalizadora. El simulador no es impermeable a esto y cuando se cruzan dos equipos con vocación ofensiva se suelen dar muchos goles ya que los partidos son de ida y vuelta. En 100 repeticiones se impone más la velocidad de Pavón por sobre la ubicación y anticipación de Pinola o Casco. En general los jugadores de ataque terminan pesando más que los defensivos, sobre todo en repeticiones, porque eso anula el efecto de "cada partido es único". Nadie juega 100 finales en dos días, pero en el FM sí", detalla el Chief Scout argentino.

Boca también fue más: pateó un promedio de 6.73 veces al arco por partido y convirtió 1.58 goles (26% de efectividad con 317 goles en 200 partidos) mientras que River produjo 6.12 situaciones pero anotó 1.42 por encuentro (23% con 285 en 200 encuentros).

El resultado global más repetido fue, en 13 oportunidades, River 3-Boca 2. La particularidad es que, tanto en La Bombonera como en el Monumental, el desenlace más reiterado fue el triunfo por 2-1 de Boca.

Crédito: Captura

Los goleadores y las figuras

El estado de gracia de Darío Benedetto no solo es real: también es virtual. Fue el máximo artillero de Boca con 79 goles. En River, Lucas Pratto se convirtió en el principal karma de su ex club y convirtió en 96 oportunidades.

El elenco de Barros Schelotto disfrutó de una producción ofensiva más coral: Carlos Tevez marcó 49 goles, Edwin Cardona celebró 46 conquistas y Cristian Pavón aportó 45 dianas. Wanchope Ábila (29), Mauro Zárate (14) y Pablo Pérez (13) completaron la cuota goleadora de un equipo en el que convirtieron todos sus jugadores salvo tres: Agustín Rossi, Esteban Andrada y Nahitan Nández, quien apenas jugó un solo partido.

Además de Pratto, Ignacio Scocco brilló en River con 75 goles. Rodrigo Mora, plenamente recuperado de sus molestias físicas, sumó 31 tantos. Sin embargo, la producción ofensiva del equipo de Gallardo se concentró mayormente en Pratto y Scocco. Exequiel Palacios (16), Gonzalo Martínez (12), Juan Fernando Quintero (12) y Enzo Pérez (10) fueron los únicos que superaron la decena.

"Boca tiene una distribución mas uniforme de su goleo, mientras que River centraliza todo en Pratto y Scocco. Tiene lógica porque River juega 4-4-2 mientras que Boca juega 4-2-3-1 y llega con más variantes al arco, mientras que River es más directo", explica Delgado.

En consecuencia, Benedetto fue elegido en 28 ocasiones como el MVP del partido, mientras que Scocco se alzó con el premio al mejor jugador en 26 oportunidades. Edwin Cardona (17) y Cristian Pavón (13) completan el podio azul y oro, mientras que Lucas Pratto (12) y Franco Armani (10) hacen lo propio en el elenco de Núñez.

"A los jugadores los evaluamos en lo mental, y uno de esos atributos es la consistencia. Dictamina cuántos partidos de cada 25 va a jugar a su máximo nivel. Esto, en conjunto con su capacidad de sobrellevar partidos de alta carga emocional y definitorios hacen que en el simulador penalice o favorezca el rendimiento en ciertos momentos del partido".

Los peores

"Los que más veces se llevaron el premio al peor jugador son los arqueros. Esto tiene que ver con que el simulador penaliza al arquero con los goles que recibe. Aún así, viendo la efectividad de los goles, la respuesta de ambos fue floja", anticipa Delgado.

Franco Armani y Esteban Andrada, quien virtualmente recuperó la titularidad, fueron los peores de la simulación. Cada uno de ellos recibió el deshonroso galardón en 39 oportunidades.

"El sistema de puntuación del Football Manager es estadístico. Pases completados, ocasiones generadas, pases importantes, robos, errores cometidos y demás. Para los jugadores suele ser muy claro y conciso. Si te metieron 3 goles de centro y cabezazo, lo mas probable es que tu lateral tenga una calificación baja y los centrales también. Así mismo, si Benedetto patea ocho veces y ninguna va al arco, seguramente se lo califique por debajo de 6.5. Los arqueros, en cambio, suelen ser más penalizados por el simulador. Si encajan 4 goles van a tener que tener muchas atajadas para poder compensar y llegar al menos a un 6.8 (lo mínimo que se considera "buena actuación" en el FM). En las simulaciones hubo una cantidad de tiros al arco por debajo del promedio y aun así encajaron muchos goles. Eso habla de una efectividad baja de los arqueros. Además, tanto Armani como Andrada completaron pocos pases, porque Boca presionó mucho sobre la salida de River y porque Andrada no tenía a quién dársela en la salida y terminaba en un pelotazo largo", profundiza.

Fuente: LA NACION – Crédito: Daniel Jayo

Detrás de Andrada y Armani, Cardona, Jonatan Maidana y Enzo Pérez fueron los peores, con nueve encuentros cada uno.

De amarillas y expulsiones

Wilmar Barrios fue el jugador que más amonestados y expulsiones recibió en Boca. El esfuerzo que suele hacer para balancear a un equipo de vocación ofensiva dejó al colombiano con 70 amonestaciones y seis expulsiones. En River, Enzo Pérez vio 68 amarillas -además de 7 rojas- y Jonatan Maidana se fue a las duchas antes de tiempo en nueve encuentros.

Las amarillas evidencian claramente los desafíos que los equipos debieron afrontar durante las simulaciones: "Boca tiene algunos jugadores con un nivel de agresividad y sacrificio alto que hace que salgan muy seguido de su posición natural para recuperar la pelota. Barrios es tal vez quién más sufre, especialmente cuando juega con Gago al lado. Cuando juega Nández se reparten un poco mejor las amarillas y los quites, aunque el uruguayo tiene una mayor tendencia a desordenarse y por eso en las simulaciones Guillermo lo eligió menos que a Pablo Perez (34/2), Gago o incluso Cardona (32/4). En la vida real, Guillermo suele preferir la entrega del uruguayo con la tranquilidad de que el equipo se ordene solo en la cancha, aunque a veces esto no pasa".

Fuente: LA NACION – Crédito: Daniel Jayo

"River nos sorprendió un poco", confiesa Delgado, "No esperábamos que Enzo Perez estuviese tan alto en el ranking de amarillas ya que es un jugador más configurado para la creación de juego que para el roce. Sin embargo, terminó jugando más que Ponzio (11/0) en el medio y creemos que es porque el Gallardo virtual apuesta más a recuperar la pelota con presión y salir rápido con precisión para Pratto y Martínez, quien lastimó en todos los partidos por el costado de Jara (23/1). En ese aspecto sí se comportó como esperábamos. Pavon y Pity Martínez atacaron por la zona que suelen hacerlo. Solo un par de veces que jugó Villa fue que Pavón cambió de lado y atacó a Moreira (63/3) (elegido por Gallardo antes que Montiel)".

La influencia del VAR

Los árbitros recurrieron al sistema de videoarbitraje en uno de cada cuatro partidos, es decir, una vez cada dos definiciones. En el 70% de los casos se utilizó para cobrar un penal, uno de los cuatro escenarios para los que se habilita la aplicación de la tecnología. En una de las simulaciones, River convirtió un gol en la ida por una infracción sancionada dentro del área gracias al VAR y en la revancha le anularon un gol a Boca también a instancias de la repetición. En otra, favoreció a Boca: tras empatar 0-0 en la ida, una mano de Martínez Quarta en la vuelta le permitió consagrarse al diezmado equipo de Guillermo Barros Schelotto que jugaba con diez por la expulsión de uno de sus jugadores.

"El VAR en el FM19 se usa igual que en la vida real. Cuando hay una jugada en el área que el árbitro 'no ve', el partido puede pararse para confirmar si hubo penal, si hubo una agresión que merece roja y demás. Se combina con esto el uso del 'goal line' technology donde se puede ver en las repeticiones si la pelota entró o no, en los casos donde hubo duda. En la liga argentina no lo activamos porque de momento no se implementó, pero sí existe en las competencias sudamericanas porque es como se está usando hasta el momento", explica Delgado sobre una de las herramientas innovadoras que sumó el Football Manager para su edición 2019.

Alargue y penales

Crédito: Captura

15 series se decidieron después de los 180 minutos. Tres fueron en tiempo extra y todas las ganó Boca. En los penales, el elenco de Barros Schelotto se impuso en 7 de las 12 definiciones. En una sola de las cien simulaciones ninguno de los dos equipos marcó goles y la serie terminó en un 0-0 que se tiñó de azul y oro desde los doce pasos.

La superioridad de Boca en ese rubro encuentra un par de razones, según el equipo de scouts: "Es una combinación de varios factores, ninguno determinante de por sí pero si en conjunto. Boca tiene más variantes en ofensivas. Si Benedetto estaba torcido, entraba Ábila. Si Cardona rendía por debajo de lo esperado, entraba Villa. Zarate podía reemplazar a Tevez. River, en cambio, sufre si Pratto o Scocco no están en sintonía. En los encuentros en los que Pity Martínez no rindió, River sufrió y llegó al alargue. Además, Andrada tiene una configuración más propicia para atajar penales. Junto con Armani y Campaña son tal vez los tres mejores arqueros que se pueden fichar en la liga argentina, casi no tienen diferencias. Pero esa leve ventaja de Andrada quizá le permitió atajar más penales, en promedio, que Armani".

Simulaciones extremas

El fútbol suele superar siempre a la ficción, aunque parece difícil que suceda en esta oportunidad: en una de las simulaciones, River venció 2-0 en La Bombonera y Boca 3-1 en el Monumental. Durante el segundo tiempo de la vuelta, Armani se lesionó y el Millonario, sin cambios, debió improvisar con Milton Casco en el arco durante todo el alargue. En el suplementario, Boca se adelantó con el gol de Wanchope Ábila pero Pratto lo empató en el último minuto para forzar la definición por penales, instancia en la que Cardona falló y Casco le atajó el último disparo a Jara para darle la Copa Libertadores a River.

La final que empezará este sábado tiene todos los condimentos para seguir haciendo historia, aún cuando Casco no termine atajando el penal del campeonato.

Fuente de la noticia

Comentarios