La interna del PJ agita la pelea por 2019 en varias provincias

Manzur, ayer, en Nueva York, con líderes del Congreso Judío Mundial Crédito: Gobierno de Tucumán

El kirchnerismo y la oposición a Cristina prevén presentar candidatos por separado en Tucumán, San Luis, Entre Ríos, Santa Fe y Salta; los realineamientos

La división del peronismo no solo será determinante en la disputa por la sucesión de Mauricio Macri . También talla, y cada vez con mayor fuerza, en varias provincias. En los dos niveles, el eje de la pelea interna es Cristina Kirchner , su rol, y el del kirchnerismo en las elecciones de octubre del año próximo.

El mapa combina distritos en los que el enfrentamiento entre el peronismo no kirchnerista y el que comulga con Cristina está ya declarada y otros en los que todavía asoma tenue, pero promete ganar intensidad en los próximos meses.

El caso de Tucumán está más fresco que el resto. Hace apenas una semana, José Alperovich anunció que quiere volver a ser gobernador. Dos días después, su sucesor, delfín y ahora examigo, Juan Manzur , lo echó del cargo de asesor que tenía en la provincia. Alperovich ratificó su apoyo a una eventual candidatura presidencial de Cristina y advirtió que "no hay unidad sin ella". Además, en otro gesto de diferenciación de Manzur, anunció que votará contra el presupuesto nacional en el Senado. El gobernador fue uno de los mandatarios peronistas que apoyó el presupuesto y aportó un voto a favor y tres abstenciones en la Cámara de Diputados. En paralelo, aceita sus contactos con el peronismo no K a nivel nacional.

La pelea es irreconciliable y Tucumán no tiene primarias, por lo que enfrentamiento en las urnas, previsto para junio próximo, parece inevitable. Sin embargo, la continuidad del peronismo en el poder no corre peligro. Las encuestas muestran parejos a Manzur y a Alperovich y lejos a José Cano y Silvia Elías, los posibles candidatos de Cambiemos.

También en San Luis la batalla es evidente. Alberto y Adolfo Rodríguez Saá , el primero abrazado a Cristina Kirchner y el segundo en las antípodas de la expresidenta, ya blanquearon que piensan disputarse la gobernación. Aunque en la provincia no son pocos los que dudan de la veracidad del enfrentamiento y creen que, en realidad, enmascara un ardid para retener el poder en la provincia que controlan desde 1983, los cruces entre los hermanos adquirieron una temperatura inédita. El último estalló en el debate del presupuesto en la Cámara de Diputados. Los legisladores puntanos, que responden a Adolfo, facilitaron el quórum y Alberto los acusó de colaborar con la aprobación "del presupuesto del FMI".

Otro que confirmó su candidatura hace pocos días fue el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet , otro jefe provincial de primera gestión, buen diálogo con la Casa Rosada y alejado de Cristina Kirchner. Allí, el kirchnerismo se ilusiona con un posible retorno del exgobernador Sergio Urribarri . El plan supone alguna maniobra legal, porque la Constitución provincial le prohíbe volver a postularse.

En Salta, Juan Manuel Urtubey , que ya no puede ser reelegido y será candidato a presidente , todavía no definió a su candidato local. El kirchnerismo impulsa al diputado nacional Sergio Leavy y se apoya en el antecedente de 2017 para ilusionarse. En las legislativas del año pasado la división de la oferta peronista fue clave para el triunfo de Cambiemos. Leavy quedó tercero, a poco más de un punto del candidato de Urtubey.

El peronismo santafesino quiere evitar ese escenario. El candidato del PJ, Omar Perotti , se reunió anteayer con María Eugenia Bielsa y le ofreció postularse por la intendencia de Rosario. El senador se movió con dos objetivos: sumar votos en la crucial ciudad, que le fue tradicionalmente esquiva, y desinflar la "gran PASO" que imagina el kirchnerismo para enfrentarlo en la general. La Cámpora impulsa la candidatura del diputado nacional Marcos Cleri; Agustín Rossi , que saltó a la pelea presidencial, al diputado provincial Leandro Busatto y Nuevo Encuentro, a Bielsa.

Otra que se mira en el espejo de 2017 es la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone. Decidida a buscar un segundo mandato, quiere evitar la atomización peronista que el año pasado dejó a su candidata fuera del Congreso para garantizarse un triunfo contundente. El reciente acercamiento a Walter Vuoto, el intendente de Ushuaia y dirigente de La Cámpora, que también irá por la reelección, va en esa línea.

En Chaco, Domingo Peppo irá por la reelección. Aunque todavía no mostró sus cartas, es posible que Jorge Capitanich decida enfrentarlo. Al lado de Cristina, claro.

Fuente de la noticia

Comentarios