Alrededor de 4.000 integrantes de una caravana migrante de centroamericanos que permanecían en un complejo deportivo del oriente de Ciudad de México abandonaron hoy la capital y continuaron su viaje rumbo a la frontera con Estados Unidos, con la localidad de Querétaro como próxima parada.
Los centroamericanos, en su mayoría hondureños, comenzaron a movilizarse en la madrugada, tras los pasos de los compañeros que el viernes dejaron la ciudad y anoche descansaron en Querétaro, capital del estado homónimo del centro del país.
El Sistema de Transporte Colectivo de la Ciudad de México les facilitó el acceso a trenes de metro para que se trasladaran de la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca, en la que empezaron a instalarse el pasado domingo, a la parte oeste de la capital, según reseñas de EFE y DPA. Fuente de la noticia

Comentarios