Miles de migrantes centroamericanos que avanzan por el sur de México completaron otro tramo en su penoso camino a Estados Unidos, luego de que el presidente Donald Trump anunciara planes que podrían derivar en detenciones masivas en la frontera sur e impedir solicitar asilo a quienes ingresen ilegalmente al país.
Cuatro caravanas se dirigen a Estados Unidos, y la más numerosa, formada por unas 4.000 personas, llegó anoche a la ciudad mexicana de Matías Romero del estado sureño de Oaxaca tras una agotadora marcha de siete horas, mientras que otro grupo avanza por el estado mexicano de Chiapas y más vienen en camino desde El Salvador.

Illegal immigration affects the lives of all Americans. Illegal Immigration hurts American workers, burdens American taxpayers, undermines public safety, and places enormous strain on local schools, hospitals and communities…https://t.co/eN1IqPNBJY

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 1 de noviembre de 2018

Los miembros de la primera caravana, principalmente hondureños, se instalaron en un improvisado albergue en un campo de fútbol de Matías Romero, en el norte del Istmo de Tehuantepec, informó la agencia de noticias EFE.
Fuente de la noticia

Comentarios