La alcaldesa Ada Colau hace valer su poder a favor de la gobernabilidad

La alcaldesa de Barcelona se convirtió en una aliada clave del socialista Pedro Sánchez, al presionar a los partidos independentistas de Cataluña para que negocien los presupuestos que garantizarían la estabilidad al gobierno nacional.

"Les pido que valoren con objetividad y cabeza fría cuál es la alternativa a no votar los Presupuestos. ¿Que se precipiten las elecciones? ¿Que pueda haber un gobierno del PP (Partido Popular) y Ciudadanos", dijo la responsable del ayuntamiento de la capital catalana.
Los partidos independentistas que gobiernan Cataluña perdieron recientemente su mayoría parlamentaria y necesitan del respaldo de la fuerza que lidera Colau, Catalunya en Comú, para sacar adelante sus propios presupuestos.
En ese contexto, su partido condicionó la aprobación de las cuentas catalanas a que los independentistas, a su vez, respalden los presupuestos del Ejecutivo central que Unidos Podemos -coalición de izquierda en la que ellos están integrados- pactó con Sánchez.
"No avalaremos unos presupuestos que no sean sociales y progresistas, y veo muy complicado que podamos tener unos presupuestos así en Cataluña si no se aprueban antes los del Estado”, dijo este martes el vocero de los "comunes" en el Congreso, Joan Mena.
"Los partidos independentistas son responsables del gobierno de Cataluña y ahora mismo tenemos los servicios públicos al límite", remarcó por su parte Colau en entrevista con la radio Cadena Ser.
Los secesionistas catalanes rechazaron cualquier acuerdo con el gobierno de Sánchez después de que la Fiscalía y la Abogacía del Estado confirmaron sus acusaciones contra los políticos presos por el fallido intento se secesión, a los que se acusa de rebelión -con penas de hasta 25 años de prisión- y sedición -con penas de 12 años.
La dirigente de izquierda admitió que la situación del gobierno catalán es "muy difícil", a raíz de la "injusticia" cometida contra los dirigentes presos, pero eso "no justifica el rechazo a las cuentas pública".
"Uno de los factores por los que sube la extrema derecha en Europa es porque no se dan respuestas a las necesidades de la ciudadanía. Y para eso están los presupuestos del Estado", insistió Colau, defendiendo las cuentas "más sociales" de la historia reciente de España.
El jefe de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, empezó a agitar el fantasma de unas elecciones anticipadas, tras reconocer que sería difícil llegar a un acuerdo con los secesionistas en torno a los presupuestos luego de la posición de la Fiscalía.
"El gobierno, legalmente, puede prorrogar los presupuestos y puede aguantar, pero políticamente sería muy difícil de explicar que se han perdido los apoyos que construyeron la moción de censura", afirmó Iglesias este martes en una entrevista en TVE.
A pesar de ello, los "comunes" son una pieza clave que puede definir la situación hacia un lado o el otro, de ahí que harán campaña a favor de un pacto presupuestario en Cataluña.
Bajo el lema "Pongamos Cataluña en marcha. Presupuestos hacia el cambio", Colau e Iglesias realizarán este domingo un acto en Barcelona para defender el acuerdo, que incluye inversiones en infraestructuras para la norteña región así como otras medidas sociales como la subida del salario mínimo a 900 euros, una mejora de las pensiones, o mayor dinero para la ley de dependencia.
Fuente de la noticia

Comentarios