"Guerrilla Girls: El arte del mal comportamiento", una retrospectiva de los treinta años de acción y resistencia de este colectivo de artistas feministas que realizan sus intervenciones urbanas enfundadas en máscaras de gorilas, será inaugurada mañana en la Usina del Arte, en coincidencia con la Noche de los Museos.

"Los museos hoy no están mostrando la historia del arte, simplemente están preservando la historia de la riqueza y el poder", advirtieron las artistas en una entrevista con Télam vía correo electrónico, a pocos días de la apertura de su muestra en Buenos Aires.
Este grupo anónimo de artistas y activistas surgió en 1985 en una manifestación frente al MoMA y cobró especial relevancia en 1989 cuando el museo neoyorquino Met presentó una exposición en la que anunciaba a "los artistas más importantes del momento". Como respuesta, ellas hicieron notar que menos del tres por ciento de las obras pertenecían a artistas mujeres, pero el 83 por ciento de los desnudos eran femeninos.
"Do Women Have To Be Naked To Get Into the Met Museum?" ("¿Las mujeres debemos desnudarnos para entrar al museo?") fue el interrogante que el colectivo imprimió en llamativos posters de fondo amarillo, para empapelar los alrededores del museo, en un homenaje a La gran odalisca de Dominique Ingres, pero con máscara de simio.
De identidad desconocida, se sabe que el grupo lo integran mujeres de diferentes edades y procedencias étnicas, entre artistas, pintoras, escritoras, directoras de cine, curadoras e historiadores de arte. Algunas de ellas utilizan seudónimos de pintoras emblemáticas como Frida Kahlo o Eva Hesse.
No es al azar el anonimato que mantienen; les permite mantener el foco en los problemas planteados y lejos de la pregunta sobre su identidad: podrían ser cualquier persona y están en todos lados. Su objetivo es la igualdad de género en el arte.
La exposición en la Sala Laberinto de la Usina (Agustín R. Caffarena 1, La Boca) incluirá una serie de pósters, libros y videos que relatan las permanentes acciones que el grupo lleva adelante en numerosas ciudades del mundo para denunciar la falta de representación equitativa de artistas mujeres en las colecciones de museos, pero también en la obtención de premios, en la cotización de obras y en otros tantos aspectos.
– Télam: ¿Cuáles creen que son los cambios más notorios que ha experimentado la escena artística internacional desde aquella mítica protesta que realizaron en los 80 frente al Met y cuánto creen que queda por hacer para lograr equidad en el campo del arte?
– Guerrilla Girls: En un nivel inicial, las cosas están mejor hoy para las mujeres y los artistas de color en los Estados Unidos, pero la mayoría de los museos de arte contemporáneo todavía tienen menos del 15 por ciento de artistas mujeres en sus colecciones. A menos que los museos comiencen a mostrar arte tan diverso como las culturas que representan, no están mostrando la historia del arte. Simplemente están preservando la historia de la riqueza y el poder.
– T: ¿Cuánto hay de arte y cuánto de activismo en las intervenciones de las Guerrilla Girls?
– G.G.: Nos consideramos tanto artistas como activistas. Todo arte es político y el activismo implica el uso creativo de las palabras y las imágenes.
– T: ¿El hecho de ser anónimas trae más ventajas que desventajas?
– G.G.: Nuestro anonimato hace que se mantenga el enfoque en los temas importantes. El misterio de quiénes podemos ser atrae a la gente hacia nuestra causa.

VOTE FOR YOUR FREEDOMS! @GuerrillaGirls partnered with @forfreedoms to create a billboard for their #50StateInitiative. We are honored to join this campaign!
See our billboard at US 77 & NW 59th St, Oklahoma City, OK#guerrillagirls #VOTE #ForFreedoms #LivingWage@mcneesestudios pic.twitter.com/AlpoKV4bRb

— Guerrilla Girls (@guerrillagirls) 5 de noviembre de 2018

#GuerrillaGirls en la @UsinadelArte #LaNocheDeLosMuseos 2018 pic.twitter.com/1bVuRrtnNV

— Noche de los Museos (@NocheMuseos) 9 de noviembre de 2018

Fuente de la noticia

Comentarios