Los buenos comportamientos de los ciudadanos chinos que se detecten a través de las miles de cámaras callejeras plantadas en las grandes ciudades serán premiados con facilidades para acceder a préstamos y descuentos través de un carné que contabilizará los puntos del buen ciudadano, si prospera un proyecto legislativo en ese país.
El "sistema de crédito social" del que no se conocen los detalles ya disparó opiniones cruzadas entre los chinos y aunque no trascendió aún en redes sociales ni en las calles, se conocieron algunos rechazos que consideran la iniciativa como un "sistema de control social" perjudicial para la convivencia, consignó este sábado la agencia Efe.
Este sistema no es más que una "práctica de control social a gran escala que legitima la clasificación jerárquica de los ciudadanos", afirmó a esa agencia Patrick Poon, investigador de Amnistía Internacional para China.
Para el experto, el carné de puntuación "del buen ciudadano solo aumentará la tensión social. Definitivamente no es bueno para avanzar hacia la igualdad".
En Beijing, las autoridades anunciaron que pondrán mala nota a través de este método a aquellos que fumen en lugares donde no esté permitido, sin especificar cuál será el castigo.
Mientras que en Qingdao, ciudad del este de China, ya existe a modo de experimento un sistema en el que se pierden puntos si se falta al respeto a barrenderos, se tira la basura en lugares inapropiados o se dañan los árboles urbanos.
"Que yo sepa, nadie me está puntuando. Quizás solo se enteran las personas que hacen algo malo y las penalizan", comentó a Efe una joven china que reside en Beijing, quien confesó no saber mucho sobre el sistema, salvo lo poco publicado por la prensa estatal.
Sin embargo, ya hay empresas que puntúan a sus clientes en función de sus hábitos de consumo o si pagan sus facturas a tiempo.
Una de las inmobiliarias con más presencia en Beijing tiene su propio método de calificación y da puntos a sus inquilinos según su comportamiento para que puedan obtener descuentos.
Para incentivar a las empresas, los funcionarios crearon una plataforma digital en la que ofrecen tecnología avanzada de recopilación de datos para que participen en este sistema de "recompensas".
El carné con puntos del buen ciudadano se encuentra dentro de los planes legislativos del Gobierno chino, que prevé que entre en vigor en menos de tres años.
Fuente de la noticia

Comentarios