El arzobispo de La Plata, Víctor Fernández, pidió que no se les quite sus carros a los cartoneros que trabajaban en la capital bonaerense, aunque consideró que "está bien" que no se permita la tracción a caballo, y aseguró que "no se trata de ideologías sino de defender los derechos de los más abandonados de la sociedad".
"Uno los ve laburando para llevarles el pan a sus hijos de lunes a domingo, las mujeres sufren porque tienen que dejar a sus hijos en las casas y no les queda otra, es un trabajo pesado y duro y cuando uno escucha esas críticas a la gente pobre y uno los ve trabajar yo pienso ´vengan a hacerlo un día ustedes a ver cómo quedan ", argumentó el obispo y ex rector de la Universidad Católica Argentina (UCA).
El prelado se refirió así, en declaraciones a radio La Plata, al nuevo Código de Convivencia que analiza poner en marcha la comuna para ordenar la convivencia en los espacios públicos y que, entre otras cosas, prohíbe la circulación con tracción a sangre.
"No se permite la tracción a caballo, que está bien, pero ellos (los cartoneros) quieren preservar su fuente de trabajo. No es mucho lo que piden y es mucho lo que sufren, acá no caben ideologías, simplemente es defender los derechos de los más abandonados de la ciudad", afirmó.
Fuente de la noticia

Comentarios