Egos, traiciones y torpes millonarios Franco Varise SEGUIR

Succession | Flow. Las series en las que no hay buenos ni malos suelen tener un atractivo especial. Y esta historia sobre una familia propietaria de un conglomerado de medios es un hallazgo. Egos, traiciones y una vibración tensa recorren los diez episodios de Succession, que no solo habla del típico magnate que se niega a dejar su lugar al frente de la empresa, sino también sobre la puja entre visiones generacionales acerca del futuro de los medios.

Por: Franco VariseFuente de la noticia

Comentarios