Doping de una estrella mundial, documentos de FIFA y una Superliga europea: las últimas filtraciones de Football Leaks

Fuente: Archivo

La FIFA no tiene paz: tras reconocer que fue víctima de un ciberataque por segunda vez en menos de un año, la organización Football Leaks filtró nuevos documentos que plasman irregularidades en el mundo del fútbol.

El sitio alemán Der Spiegel, uno de los medios integrantes de la red European Investigative Collaborations (EIC) que analizó una cantidad de casi 18,6 millones de documentos, publicó que Gianni Infantino, presidente de la FIFA, podría haber protegido y ayudado de forma sistemática al PSG y al Manchester City a evitar sanciones respecto al Fair Play, ley que prohíbe que los equipos que participan en competiciones europeas gasten más de lo que ingresan, financiero durante su etapa como Secretario General de la UEFA. Según la información publicada, el club parisino habría recibido 1800 millones de euros de parte del gobierno de Qatar como forma de financiación, mientras que el Manchester City habría sido financiado con una cifra multimillonaria por los Emiratos Árabes Unidos.

Pese a haber quebrado las leyes financieras, la UEFA no sancionó a ninguno de los dos clubes. Las reuniones secretas entre Infantino y los mandatarios de ambos equipos no hacen más que profundizar las dudas en torno a su accionar. Por otro lado, el PSG aprovechó una reducción de la multa de unos 60 millones de euros y, junto al Manchester City, aprovechó que la UEFA contabilizó de forma retroactiva una fracción del contrato con la Autoridad de Turismo de Qatar de la temporada 2013/2014, un beneficio que permitió salvar su situación financiera. La continuidad de Neymar y Kylian Mbappé en París podrían estar comprometidas porque el club capitalino tendrá que equilibrar sus balances.

Aún sin mostrar los documentos, Der Spiegel advirtió que saldrán a la luz nuevos escándalos: el final de la Champions League en 2021 como consecuencia de la creación de la Superliga Europea, el "cuestionable" manejo del positivo en una prueba de dopaje de una estrella mundial y la evasión de impuestos de los grandes de la Premier League, entre otros.

Superliga Europea

El proyecto para una Super Liga privada, que reuniría a algunos de los grandes clubes europeos, seguiría estando vivo, según documentos publicados este sábado en el marco de las revelaciones de "Football Leaks".

Los periodistas de esta investigación se apoyan para ello en un correo electrónico enviado "en la noche del 22 de octubre de 2018" a "la asistente de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, y a sus dos adjuntos". Ese documento sería "un acuerdo preliminar" de 13 páginas destinado a crear una Super Liga europea a partir de 2021, para una duración de veinte años. La competición reuniría a 16 equipos, "por un lado 11 fundadores: Bayern de Múnich, Real Madrid, Barcelona, Juventus, PSG, Milan, Manchester United, Manchester City, Chelsea, Liverpool y Arsenal".

"Por otra parte, 5 invitados iniciales: Atlético de Madrid, Roma, Inter de Milán, Borussia Dortmund y Marsella", se señala. Este acuerdo estipularía que la competición sería gestionada por una empresa española, controlada exclusivamente por los "fundadores". El documento indicaría "que la firma de los dieciséis clubes está previsto para noviembre de 2018".

El PSG desmiente

El club parisino publicó rápidamente un comunicado en su página web para responder a las acusaciones de Football Leaks.

"El Paris Saint-Germain siempre ha actuado en cumplimiento absoluto de las leyes y regulaciones emitidas por las instituciones deportivas. El club siempre ha cumplido estrictamente con las leyes y regulaciones vigentes y niega las acusaciones publicadas hoy por Mediapart.

"El contrato con la Autoridad de Turismo de Qatar ha sido conocido por la UEFA y el público en general desde 2014. En 2014, la UEFA confirmó que nuestro contrato con la Oficina de Turismo de Qatar promueve al país. El principio de este contrato es simple: hoy los resultados positivos del PSG se asocian sistemáticamente con Qatar y benefician directamente a su imagen.

"Desde el establecimiento del Fair Play Financiero, el Paris Saint-Germain ha sido uno de los clubes más controlados de la historia. Además de sus propios auditores, KPMG y PWC, el club recibió en su sede varios auditores encomendados por las autoridades de fútbol. Durante los últimos siete años, siempre se han beneficiado de información completa sobre las cuentas y contratos del club.

Los intercambios con los miembros de las Cámaras del Control Financiero de Clubes (ICFC) se realizan dentro del marco previsto por los estatutos de la UEFA. Sobre esta base, la UEFA decide independientemente. La severidad de las decisiones tomadas sobre el París Saint-Germain lo demuestra.

"El Paris Saint-Germain entiende y está de acuerdo con el deseo de limpiar la deuda del fútbol europeo y pide una regulación justa que permita el juego limpio y facilite la inversión sostenible en el fútbol.

Francia está a la vanguardia en estos temas. Desde 1984, la Junta Nacional de Control de Gestión (DNCG) ha establecido reglas y obligaciones estrictas que van más allá de las de la UEFA y ha demostrado su eficacia en la gestión de la gestión de los clubes".

Fuente de la noticia

Comentarios