Las autoridades de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini repudiaron este sábado el accionar de siete policías de la Ciudad que intentaron detener a un estudiante de 16 años en la puerta del establecimiento, lo que fue evitado por 200 personas entre directivos, docentes y alumnos con el argumento de que la acción violaba protocolos de trato a menores.
El incidente ocurrió pasadas las 17 de ayer en el colegio ubicado en Marcelo T. de Alvear al 1800, en el barrio porteño de Recoleta, cuando un grupo de efectivos intentó detener a un alumno que, aparentemente, se encontraba picando marihuana con el fin de armar un cigarrillo, sustancia que no fue hallada tras revisar las pertenencias del adolescente.
El rector del Pellegrini, Leandro Rodriguez, indicó en un comunicado que "la reacción de los estudiantes, padres de la Cooperadora (abogados), autoridades y personal del colegio fue inmediata, solicitando a los oficiales seguir los protocolos y reglamentaciones correspondientes para tratar con menores de edad".
El texto aclaró que se invitó a los agentes "a convocar o notificar al Consejo de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, y requiriendo los adultos de la escuela intervenir en la situación y tratar la cuestión al interior del colegio".
Ante una consulta de Télam, una fuente del Consejo de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad explicó que ayer un equipo interdisciplinario estuvo presente en el colegio y que el lunes continuará la investigación de lo sucedido.
El comunicado del Colegio aseguró que "ante la negativa de los oficiales, sumado a su actitud autoritaria, violenta y provocativa, la situación se vuelve tensa. Al intentar detener y subirlo (al alumno) a uno de los tres patrulleros presentes, la reacción de los alumnos fue intentar impedirlo".
El directivo expresó que la policía, "lejos de rever su accionar, deciden empujar a decenas de menores y autoridades, llevado a una situación violenta que terminó a los empujones con un docente golpeado y tirado al piso, y con chicas y chicos de la escuela con situaciones de lipotimias, crisis nerviosas y de angustia que fueron debidamente contenidas con médicos del SAME y psicólogos de la Escuela".
"Inmediatamente después de los incidentes, desde la Escuela realizamos las gestiones correspondientes con la comisaría local, la Defensoría del Pueblo y el Consejo de las Niñas, Niños y adolescentes", concluyó.
En tanto, la presidenta del Centro de Estudiantes del Carlos Pellegrini (Cecap), Natalia Mira, señaló que los efectivos procedieron de "forma ilegal" porque "no tenían ninguna orden judicial".
"Repudiamos está situación, entendemos que hubo un completo abuso de autoridad y una clara vulneración de los derechos de los niños y adolescentes", indicó.
La delegada manifestó su preocupación por el accionar policial, que "golpeó a docentes y estudiantes menores, y tiró gas pimienta para dispersarnos", e incluso expresó que "uno de ellos llegó a sacar una arma para que retrocediéramos".
Fuente de la noticia

Comentarios