El juez de instrucción 2 de la ciudad fueguina de Río Grande, Daniel Césari Hernández, a cargo de la causa, dijo que en las últimas horas prestó testimonio un suboficial retirado de la Policía provincial que “aportó datos muy interesantes y que abre nuevos aristas a la investigación”, en diálogo con Radio Fueguina.
Césari Hernández precisó que el ex uniformado “nunca había sido llamado a declarar", mientras que el otro testigo, del que no trascendieron mayores datos, sí había testificado en los inicios de la causa.
“En total llamamos a siete testigos que vendrán al juzgado durante este mes. En el caso de este suboficial era importante escucharlo porque tiene un conocimiento muy particular del lugar (donde desapareció Sofía). Nos dio detalles y precisiones sobre el terreno relacionados con una medida que vamos a realizar en breve”, indicó el juez.
A su vez, consideró que “todas las declaraciones que se tomen son importantes”, teniendo en cuenta que el magistrado se hizo cargo del expediente hace un año y que su objetivo, adelantado en septiembre al cumplirse una década de la desaparición de la niña, es realizar “una reevaluación completa de las actuaciones”.
“Estudié toda la causa. Con estos testimonios buscamos nuevas perspectivas. Por ejemplo hemos circunscripto un área de trabajo que no está en el camping (John Goodall, ubicado a 60 kilómetros de Río Grande, donde la niña fue vista por última vez) sino en una zona circundante”, explicó.
El juez anticipó que en los próximos días tendrá lugar un operativo en ese lugar, junto con una reconstrucción del hecho, después de que declaren los testigos que faltan.
Sofía Herrera desapareció el 28 de septiembre de 2008, cuando tenía tres años, durante una salida junto a sus padres a un día de campo.
El caso acumula 13.000 fojas, la mitad por el expediente principal y el resto por los incidentes paralelos derivados de las denuncias que se reciben, mayoritariamente, a través del sitio web www.sofiaherrera.com.ar.
Fuente de la noticia

Comentarios