La escena transcurre en una casa. Sentados en ronda, los invitados escuchan al ministro que relata las peripecias de su paso por la gestión pública. Entre los oyentes hay desde empresarios, directores o representantes de pymes hasta comerciantes o evangélicos.
Fuente de la noticia

Comentarios