Comienza el juicio contra los hermanos Lanatta y Schillaci por balear a gendarmes en Santa Fe

Los imputados no serán trasladados a Santa Fe y presenciarán el debate a través de una videoconferencia Fuente: Archivo

SANTA FE.- Los hermanos Martín y Cristian Lanatta, y Víctor Schillaci, serán juzgados a partir de mañana en esta capital por delitos cometidos la mañana del 7 de enero de 2016, cuando en plena fuga se enfrentaron con dos gendarmes en zona rural del departamento Las Colonias.

Los tres están condenados a siete años y medio de prisión por los delitos de robo, privación de la libertad y evasión de la cárcel de General Alvear el 27 de diciembre de 2015

La novedad es que los imputados presenciarán el debate desde el penal de Ezeiza a través del sistema de videoconferencia.

Las autoridades del Servicio Penitenciario nacional manifestaron las "serias dificultades que acarrearía el traslado" a Santa Fe y calificaron al operativo de "alto riesgo".

El tribunal que los juzgará está integrado por los jueces María Ivón Vella -presidente-, Luciano H. Lauría y José María Escobar Cello (vocales).

Por el juicio pasarán los 41 testigos, en su mayoría personal de Gendarmería que intervino en el procedimiento, y testigos de actuación.

El miércoles está prevista la realización de una inspección judicial fuera del edificio de tribunales y luego las partes -representadas por el fiscal general Martín Suárez Faisal y el defensor público oficial Julio Agnoli- harán los alegatos de clausura. En cuanto a la sentencia, se espera que la parte resolutiva sea leída la semana siguiente.

Los hechos por los cuales serán llevados a juicio transcurrieron la mañana del jueves 7 de enero de 2016.

El primer enfrentamiento ocurrió a las 6.30 de la mañana, cuando un móvil de Gendarmería que había quedado en solitario, advirtió la presencia de tres sujetos que caminaban a campo traviesa. Uno de los dos uniformados resultó herido y los evadidos se escaparon con el utilitario Citroën Berlingo.

En su huida se tirotearon con otro móvil de Gendarmería, donde el utilitario fue dañado y abandonado en zona de campo a las 10.50 del mismo día. Lo que ocurrió a partir de ese momento será materia de debate en la justicia provincial.

Martín Lanatta se entregó la mañana del 9 de enero de 2016 en un campo cerca de Cayastá, en el departamento Garay, mientras que sus cómplices fueron descubiertos dos días después -11 de enero- dentro del molino arrocero Spaletti, donde mantuvieron cautivo a un empleado, hasta que finalmente se entregaron.

Una causa penal en la Justicia provincial se le inició al trío a partir del robo de una camioneta VW Amarok propiedad del laboratorio Bayer y la privación de la libertad de su conductor, un ingeniero agrónomo de la firma, el cual fue sorprendido en zona rural mientras realizaba un control a campo.

Fuente de la noticia

Comentarios