Trece muertos por un tiroteo en un bar de California

El atacante y un policía están entre la lista de fallecidos en uno de los sucesos más mortíferos de las últimas dos décadas en el país.

Trece muertos en un tiroteo en California.
Un hombre irrumpió anoche a los tiros en un bar de una ciudad del sur de California repleto de estudiantes universitarios, y al menos 13 personas, entre ellas el agresor y un policía, murieron en el tiroteo, en uno de los sucesos más mortíferos de las últimas dos décadas en Estados Unidos.
El atacante, identificado como Ian David Long de 28 años, un veterano de combate de los infantes de marina que peleó en Afganistán, se suicidó tras el ataque, en el que al menos 25 personas resultaron heridas.
Long, encapuchado y vestido completamente de negro, entró cerca de las 23.20 (hora local) en el Borderline Bar & Grill, de la localidad de Thousand Oaks, y abrió fuego con una Glock de calibre 45 luego de arrojar una bomba de humo.
Primero disparó contra el portero y después contra otros empleados, antes de atacar indiscriminadamente dentro del club, explicó el sheriff del condado de Ventura, Geoff Dean.
En el interior del bar se celebraba una fiesta juvenil a la que acudieron centenares de personas. Su página web señala que las noches de los miércoles se celebran las denominadas College Country Nights, entre las 21 y las 2 hora local.
Uno de los policías, el sargento Ron Helus, el "número dos" del sheriff del condado, fue alcanzado por varios tiros y murió esta madrugada en un hospital de la zona.
Helus llevaba 29 años trabajando en el cuerpo y planeaba jubilarse en breve.
Poco después, el atacante, que actuó solo, se suicidó tras ser confrontado por la policía, narró Dean, quien, claramente afectado por lo ocurrido, detalló que Long era un ex marine estadounidense que posiblemente sufría de estrés postraumático y que empleó en el ataque una pistola Glock de calibre 45.

En un mensaje en Twitter, el presidente estadounidense, Donald Trump, destacó la rapidez de reacción y la "gran valentía" mostrada por la policía al enfrentarse al autor del tiroteo.
"Gran valentía mostrada por la policía. La Patrulla de Carretera de California estaba en la escena de los hechos en tres minutos, y el primer agente en entrar disparó en numerosas ocasiones. Ese ayudante del sheriff murió en el hospital. Dios bendiga a todas las víctimas y familiares de las víctimas", dijo Trump en el mensaje.
Por ahora se desconocen los motivos que llevaron a Long a actuar de esta manera, aunque el sheriff reveló que se está investigando en su casa en busca de pistas.
Tiroteo en un bar de California-
Dean reconoció que el agresor había tenido problemas con la ley en el pasado, pero ninguno de gravedad.
En abril pasado, la policía acudió a su vivienda para investigar un incidente y comprobó que el hombre estaba "furioso" y actuaba de forma "irracional". En enero de 2015 fue víctima de una agresión en otro bar de Thousand Oaks.
Long vivía en la zona de Newbury Park junto a su madre y era víctima de estrés postraumático, relató uno de sus vecinos al diario Los Angeles Times: "La madre es una mujer muy dulce pero tenía muchos problemas con su hijo. Sé que había destrozado la casa", apuntó Richard Berge, de 77 años.
Conmocionado por la noticia, el alcalde Andy Fox dijo a CNN que Thousand Oaks, de 130.000 residentes y ubicada 64 kilómetros al oeste de Los Ángeles, es "una de las ciudades más seguras del país".
"La realidad es que este tipo de incidentes puede ocurrir en cualquier lugar, en cualquier momento, incluso en comunidades consideradas extremadamente seguras", declaró Fox.
Se trata del peor tiroteo masivo en Estados Unidos desde la tragedia de Parkland, en Florida, hace nueve meses, cuando un ex alumno mató a 17 personas en la escuela secundaria Stoneman Douglas.
El tiroteo de la pasada noche llega dos semanas después de que 11 personas murieron en otro ocurrido en una sinagoga de Pittsburgh, en Pensilvania.

Fuente de la noticia

Comentarios