Referentes del Movimiento Argentino para la Producción Orgánica (Mapo) iniciaron una visita por las cuatro regiones de Jujuy para transmitir a los productores locales los beneficios de volcarse al mundo de lo orgánico y convertir a la provincia en un punto de referencia del noroeste del país en un mercado creciente y sobredemandado.
El presidente del Mapo, Ricardo Parra, recorrerá la provincia junto a referentes del sector para generar una red de trabajo con los cerca de 20 productores orgánicos que ya existen en Jujuy y sumar a emprendimientos que quieran apostar a prácticas saludables y amigables con el ambiente.
"Queremos llevar al productor de Jujuy al mundo orgánico, que muestre sus productos, su arraigo, y esto ante la sobredemanda de productos orgánicos, que ya está fuertemente asentada en Buenos Aires, pero que de igual manera se puede dar en Jujuy", indicó Parra a la prensa local.
La producción orgánica en la Argentina, explicó el referente del Mapo a Télam, arrancó estando completamente destinada a exportación y desde 2011 muestra un "crecimiento exponencial" en el mercado interno, en medio de un mapa mundial donde, por ejemplo, países como Estados Unidos crecen al 200% bianual.
En ese sentido, Martín Scallan, productor orgánico y propietario de Paralelo 3-20, puesto orgánico del mercado central de Buenos Aires, contó que "en 10 años creció un 1.000% y hoy sigue sin llegar a cubrir la demanda".
"Somos el único puesto orgánico mayorista certificado de Latinoamérica, con lo cual si esto se replica el resultado es exponencial, ya que la estructura de venta todavía es chica", afirmó Scallan.
Sobre la rentabilidad, mencionaron que se parte de una producción que probablemente ya esté vendida, con una demanda en muchos casos de hasta cinco años, y un plus de valor de entre 30 y 50%.
Además destacaron que se trata de un tipo de producción que aún pudiendo darse en gran escala, se torna artesanal y parte de ser sustentable, lo cual potencia su consumo.
Al respecto, Juan Ignacio Gerardi, de Bioconexion, emprendimiento dedicado al comercio de bienes agroecológicos producidos en el norte argentino, marcó lo importante de que se conozca dicho trabajo, ya que es generador intensivo de mano de obra, tiene un valor extra a favor del medio ambiente y la salud de la gente, y, además, potencia un mercado que permite diversificar y recuperar producciones regionales.
Fuente de la noticia

Comentarios