Boca está preocupado: no quiere a los visitantes, pero deberá aceptar una decisión política

El presidente de Boca Daniel Angelici se encontró con un problema inesperada: recibir a visitantes

A las 7.48, la cuenta de Twitter del presidente de la Nación sorprendió con un pedido vinculado a la histórica definición de la Copa Libertadores que protagonizarán Boca y River . "Lo que vamos a vivir los argentinos en unas semanas es una final histórica. También una oportunidad de demostrar madurez y que estamos cambiando, que se puede jugar en paz. Le pedí a la Ministra de Seguridad que trabaje con la Ciudad para que el público visitante pueda ir", postuló Mauricio Macri en la red social.

Poco más tarde, en una entrevista en radio La Red pasó del deseo a la confirmación al asegurar que tanto en la Bombonera como en el Monumental convivirán en las tribunas el azul y oro con el blanco y rojo. En el club de la Ribera la posición era clara: no querían hinchas visitantes. Sin embargo, aunque con disgusto, deberán acatar la decisión política al respecto.

La preocupación por la determinación tomada en el círculo político más elevado se liga con una problemática conocida: la falta de capacidad de la Bombonera para darle lugar a los propios fanáticos xeneizes. "Ni siquiera tenemos lugar para los hinchas de Boca. Si no sabemos cómo hacer ahora que los 96.000 socios activos van a querer estar en el partido, menos podemos darle 4000 lugares a los simpatizantes de River", le habían dicho a LA NACION desde la Comisión Directiva antes de la confirmación presidencial. Además, otro tema que preocupa en Boca es cómo podrá organizarse la logística de la venta de entradas.

En relación al armado de un operativo policial de gran magnitud, Martín Ocampo , ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, había mencionado que no lo creía posible con tan poco margen de tiempo. "No están dadas las condiciones para que esto suceda", había afirmado. Pese a esto, Macri anunció que tanto el funcionario porteño como su par a nivel nacional, Patricia Bullrich , explicarán próximamente cómo se organizará el evento.

Según pudo averiguar La NACION con una voz llegada desde el interior de la Casa Rosada, la decisión fue tomada exclusivamente por Mauricio Macri para recién luego comunicarles a Daniel Angelici y Rodolfo D´Onofrio , presidentes de Boca y River respectivamente, la determinación.

Pese a que Macri fue quien achicó cada vez la presencia de los visitantes en la Bombonera en sus años como presidente de la institución, ahora al frente del Ejecutivo Nacional decidió que la histórica final se juegue con ambas parcialidades. Así, Boca se verá obligado a aceptar una determinación con la que no está de acuerdo.

Diez cambios para recibir a Tigre

A ocho puntos de Racing, el líder de la Superliga, Boca se medirá con Tigre el sábado desde las 20 en la Bombonera. Para este compromiso de la undécima fecha, Guillermo y Gustavo Barros Schelotto solo repetirían a Agustín Rossi en el arco en relación al equipo que se clasificó finalista de la Copa Libertadores en San Pablo. Así, formaría con Rossi; Julio Buffarini, Paolo Goltz, Leonardo Balerdi, Emmanuel Mas; Agustín Almendra, Fernando Gago, Emanuel Reynoso; Cristian Espinoza, Carlos Tevez y Edwin Cardona.

Fuente de la noticia

Comentarios