Sociedad

Expulsan de la Iglesia a un sacerdote por abusos cometidos hace décadas

El Vaticano expulsó de la Iglesia al sacerdote ecuatoriano César Cordero por abusos a menores de edad perpetrados décadas atrás, en la que constituye la segunda expulsión de este tipo en Ecuador en lo que va de año, informaron hoy fuentes eclesiásticas.
Cordero era investigado desde abril tanto por la Santa Sede como por la Fiscalía de la provincia ecuatoriana de Azuay, por una cadena de seis denuncias de personas hoy mayores de 50 años que fueron objeto de abusos en su niñez.
La información sobre su expulsión fue confirmada a la agencia Efe por fuentes de la Arquidiócesis de la ciudad sureña de Cuenca, en Azuay, a la que estaba adscrito el religioso.
Los abusos denunciados ocurrieron supuestamente en colegios que estaban bajo la responsabilidad de Cordero, y fue la Arquidiócesis la que comunicó ayer al sacerdote la decisión de apartarlo de sus filas, tras lo cual fue notificado a los medios, según la agencia Efe.

#ACTUALIDAD | La Santa Sede expulsó de la Iglesia al sacerdote César Cordero por abusos a menores cometidos hace décadas, en la que es la segunda expulsión de este tipo en Ecuador. https://t.co/2eBB396Xai pic.twitter.com/K2JO6a9Qd5

— Revista Vistazo (@revistavistazo) 5 de octubre de 2018

En el comunicado, la Arquidiócesis recordó que la expulsión es la "máxima pena" que puede adoptar la Iglesia e insistió en que "es importante recalcar que la responsabilidad legal no es institucional, sino personal".
"Sin embargo, como institución hemos actuado con verdad, transparencia y celeridad, exigidas por la ley canónica", señaló el documento.
La primera denuncia contra Cordero fue presentada en marzo por un hombre de 62 años, después de conocer que el cura iba a recibir un reconocimiento por los 461 años de Fundación de Cuenca, señaló la pagina web del diario El Comercio.
Fue este hombre quien, en un llamado público a sus compañeros de infancia, destapó los abusos.
La de Cordero fue la segunda expulsión en lo que va de año de un religioso ecuatoriano por delitos de abusos sexuales a menores, después de la de Luis Fernando Intriago, un sacerdote reconocido en Guayaquil, que ocurrió en julio.
Fuente de la noticia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar