Demo: intensa mirada sobre una generación

Fuente: LA NACION

Carlos Pacheco SEGUIR

Muy buena / Autor y director: Ignacio Sánchez Mestre / Intérpretes: Inés Efrón, David Szechtman / Voz en off: Sofía Brihet, Verónica Llinás, Florencia Patruno / Escenografía y vestuario: Victoria Chacón / Luces: Adrián Grimozzi / Música original: Julián Larquier, Julián Tello / Sonido: Ariel Schlichter / Asistencia de dirección: Sofía Brihet / Teatro: Margarita Xirgu, Chacabuco 875 / Funciones: domingos, a las 18 / Duración: 60 minutos.

En el teatro Margarita Xirgu está desarrollándose un ciclo destinado a poner en valor la producción de creadores menores de 30 años y que se ha denominado Generación Xirgu. Demo, obra del dramaturgo y director Ignacio Sánchez Mestre, estrenada en Buenos Aires en 2012, acaba de reponerse con su elenco original y no solo posibilita tomar contacto con un material que responde, por su estilo de escritura y su temática, a un específico mundo generacional sino que permite reevaluar ese proceso artístico seis años después de su primera puesta en marcha.

Demo es una pieza de estructura sencilla que trasciende notablemente por el diseño de unos personajes que exponen de manera entrañable un modelo de vida en donde la falta de pasión, de compromiso y el miedo a tomar ciertos riesgos parecen moneda corriente.

Paula y Lucas se cruzan en la vida por casualidad y mucha necesidad. Él decidió independizarse y ella le alquila un cuarto en su departamento. Lucas está muy ligado a su banda musical y Paula rompió con su novio y está algo perdida dentro de un universo armado para que la gente esté acompañada.

A medida que la relación irá creciendo el espectador tendrá la posibilidad de descubrir quiénes son, cuáles son sus miedos y sus necesidades personales. Campos todos que resultan por demás incompletos ya que estos jóvenes están entrando con temor a la adultez y tratan de encontrar un proyecto de vida que los contenga. La cuestión parecería no resultar nada sencilla.

Al cabo de sesenta minutos la trama expone a esos seres de manera muy acabada. Cada uno de ellos, de características muy opuestas, consigue develar cuestiones relacionadas con la insatisfacción, el desamor, el compañerismo y también el peso que ejerce la familia sobre sus conductas que, en el caso de Paula, se hace sentir con fuerza.

Sánchez Mestre (creador de Corresponsal, Lunes abierto y La savia) logra desde la dirección hacer crecer a esas criaturas en apariencia insignificantes. Busca enaltecer el costado más ingenuo de ambas personalidades y los proyecta a la platea provocando, por momentos, cierto dolor y en otros una risa cómplice cuando ellos transitan situaciones que bordean el absurdo.

Inés Efrón da vida a Paula con mucha convicción. Magnífica intérprete crea a una muchacha tierna, ansiosa y sumamente desprotegida que transita por múltiples estados y siempre con una simpleza extrema. David Szechtman recrea un personaje más lineal, aunque no menos interesante. Un joven que ha decidido salir a buscar su independencia y a quien pareciera no sorprenderle nada de lo que encuentra en su camino. Ambas criaturas resultan un complemento perfecto a la hora de exponer a individuos de una generación a la que le cuesta mucho encontrar la manera de encauzar sus vidas.

Demo es un proyecto atractivo, muy sincero y también actual con el que muchos jóvenes se sentirán muy identificados.

Por: Carlos PachecoFuente de la noticia

Comentarios