Con su confesión, López espera que le reduzcan la pena en el caso de los bolsos

Deberá repetir la acusación contra Cristina que hizo en la causa de los cuadernos para tratar de beneficiarse en el juicio oral que se le sigue por su enriquecimiento ilícito Fuente: Archivo

José López , el hombre que señaló a Cristina Kirchner detrás de los famosos bolsos, espera ahora que esa colaboración ante el juez Claudio Bonadio aliviane su situación en el juicio oral que enfrenta por enriquecimiento ilícito .

Ya repuesto del estrés que le ocasionó tomar la decisión de presentarse como arrepentido ante la Justicia, el exfuncionario kirchnerista se siente aliviado y confiado en que hizo lo correcto, pudo reconstruir LA NACION desde su entorno.

En ese contexto, López podría repetir ante el Tribunal Oral Federal (TOF) N°1 lo mismo que planteó ante el juez Bonadio: que Fabián Gutiérrez, entonces secretario privado de Cristina Kirchner, le entregó en su casa los US$9 millones que terminaron en un convento de General Rodríguez.

El exfuncionario está en juicio por su enriquecimiento, una causa que se aceleró a raíz de la aparición de los bolsos en junio de 2016. Si el tribunal lo considera culpable del delito podría dictarle a López una condena de hasta seis años de prisión, la máxima pena prevista.

La manera más sencilla de que López pueda verse beneficiado sería que pida ampliar su declaración para aportar estos nuevos datos. No será como arrepentido, porque la ley no contempla esa figura en un juicio, pero será una confesión, que también implica una reducción de pena más cercana al mínimo, que por este delito es de dos años.

"Se siente mucho mejor", dijo una persona que dialoga con él. Está aliviado, aunque todavía con temor porque sabe que quedará enfrentado para siempre con intereses poderosos. Por eso, López decidió ingresar al programa de testigos protegidos en el mismo momento en que decidió colaborar en la causa por los cuadernos . Su paradero es secreto: ahora está alojado en un espacio con cuidados especiales dentro de algún penal del país, pudo reconstruir LA NACION.

López ya había sido condenado a 19 meses de prisión por la portación ilegal de armas de fuego durante aquella alocada noche que culminó con los bolsos en el convento de General Rodríguez. Pero esa pena ya la cumplió, porque lleva detenido más de dos años, ahora con prisión preventiva por su enriquecimiento.

José López declaró y habló sobre los bolsos – Fuente: Cij Argentina

3:19 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> Video

Las condenas

¿Puede López quedar en libertad si confiesa en el juicio? Esa opción es prácticamente imposible, confiaron fuentes judiciales. Primero, porque esa primera condena que recibió lo condiciona: después de una sentencia, la siguiente debe ser de cumplimiento efectivo. Es decir, incluso si el tribunal lo beneficia con el mínimo de la pena, que podría ser excarcelable en otro caso, este antecedente lo impediría.

Pero además, el TOF N°1 no solo investiga el dinero de los bolsos, sino también la compra de su mansión en Tigre y su departamento en la avenida Las Heras. A López, entonces, no le alcanzaría con culpar a Cristina Kirchner para explicar su crecimiento patrimonial.

"El dinero de los bolsos no era mío, era de personas de la política", dijo López ante el TOF N°1 en su última declaración en el juicio, antes de convertirse en arrepentido. "Era de personas vinculadas a la política de las cuales no puedo hablar. No es una persona, sino varias. Ni yo mismo sé quiénes son todos ni quiero saberlo", agregó visiblemente nervioso.

Una semana después de esa declaración en el juicio, López sorprendió con su cambio de actitud y, finalmente, se presentó como colaborador por los cuadernos de las coimas. Su declaración -que todavía es secreta- tuvo fuerte impacto porque señaló a la expresidenta, pero también al exministro Julio De Vido y a otros dirigentes del kirchnerismo como Máximo Kirchner .

Desde ese momento, su situación en el juicio es una incógnita que comenzará a develarse cuando el juez Bonadio haga público los procesamientos. La aplicación de la ley del arrepentido genera situaciones prácticamente inéditas, coincidieron fuentes con acceso a ambos expedientes que todavía no tienen certezas sobre cómo se deberían anexar las pruebas.

López tendrá tiempo de conversarlo con su defensa. El juicio contra el exfuncionario, su esposa, los empresarios Andrés Galera, Carlos Gianni y Eduardo Gutiérrez, y la monja Inés Aparicio se extenderá, por lo menos, hasta marzo de 2019. Todavía deben declarar unos 300 testigos, según fuentes judiciales.

Pero López, además, deberá volver a tomar la decisión de acusar a Cristina Kirchner durante el juicio, una situación que le generó extremo temor durante su confesión, según pudo reconstruir LA NACION. Pero esta vez, la acusación ya no será en secreto ante la solitaria presencia de un juez y un fiscal. Tendrá que señalar a la expresidenta en público, en un juicio que es transmitido en vivo por televisión.

El misterio de la noche de los bolsos

El viaje de José López al convento fue registrado por cámaras de seguridad, pero se mantiene la duda por un bache de una hora en ese periplo

El 14 de junio de 2016, a la 1.04 AM, José López salía de su casa en Dique Luján, Tigre. Iba solo, sin escolta de motos o vehículos, como declaró ante la Justicia. Su paso quedó registrado en Pilar, sin escoltas. Se desconoce por qué demoró hasta las 3.02 AM para llegar al convento de General Rodríguez, donde ingresó con casi US$9 millones y un arma semiautomática.

Tigre
Tigre Fuente: LA NACION
Pilar
Pilar Fuente: LA NACION
General Rodríguez
General Rodríguez Fuente: Archivo

Fuente de la noticia

Comentarios