El abrazo sentido de la mayor, Venus, a Serena, que no disfruta de haberle ganado a su hermana Crédito: Julian Finney / AFP

NUEVA YORK – A su manera, con su estilo, han marcado el tenis femenino durante las últimas décadas. La historia marcará la profundidad de la huella que han trazado Serena y Venus Williams . Un rastro que aún perdura, porque todavía siguen en acción, y con fuerte protagonismo. Acaso no sean las mejores del ranking ahora mismo, pero eso es un detalle menor. El US Open se alborotó desde el momento en el que se realizó el sorteo, con un hipotético cruce entre ambas en la tercera rueda. Ese momento llegó, y fue anoche, en el inmenso Arthur Ashe, un escenario acorde a la leyenda viva de ambas, con victoria para Serena por 6-1 y 6-2. En octavos de final, se enfrentará con la estonia Kaia Kanepi, que en el debut había sorprendido a Simona Halep, la número 1 del tour femenino.

Serena y Venus protagonizaron el 30º capítulo del superclásico femenino de las últimas dos décadas, en un historial con ventaja de 18-12 para la menor (11-5 en GS). Acaso ni ellas mismas imaginaron, en aquel primer partido, en Australia 1998, que llegarían tan lejos en el tiempo, a despecho de los problemas físicos, de las controversias que pudieron haberlas rodeado. Han pasado veinte años y treinta partidos; cada uno de ellos con su historia. Mucho se habló desde siempre: que Richard, su padre, digitaba los resultados; que preferían no enfrentarse. Juan Martín del Potro , hace unas horas, dejó otra pista: "Lo mejor de sus partidos es que nunca se sabe quién puede ganar".

Venus cumplió 38 años en junio pasado; Serena llegará a 37 en cuatro semanas. "Es increíble lo que han conseguido. Obviamente ha habido otros hermanos que han tenido grandes carreras dentro del tenis, pero ninguno ha estado ni remotamente cerca de lo que han logrado ellas. Me sorprendería mucho si algo así volviera a suceder", consideró el británico Andy Murray .

Por esas cuestiones, este choque llegó con Venus (16ª) por delante de Serena (26ª) en el ranking, más allá de que el US Open, por propia cuenta, elevó la preclasificación de la menor de las Williams al 17º escalón. Desde luego, Serena todavía está tratando de reinsertarse entre las mejores después de haber dado a luz a Alexis Olympia, su primera hija, que hoy cumplirá un año. Aquí se la vio con atuendos especiales -un traje negro y otro celeste, ambos con "tutú"-, lejos del 'catsuit' enterizo que despertó controversias en Roland Garros , pero que debía utilizar por consejo médico. Sin la mira en el número 1, desde hace rato busca su 24° título de Grand Slam, que le permita igualar a la australiana Margaret Court como la más ganadora de todos los tiempos en las citas mayores.

. @serenawilliams plays the best match since her return and now finds herself in R4…Next up: Kanepi. #USOpen pic.twitter.com/Vu9Oq9Sz3y&- US Open Tennis (@usopen) 1 de septiembre de 2018

Algunos números asombran. Serena acumula 86.383.300 dólares solamente en ganancias oficiales, más del doble que su hermana mayor (US$ 40.775.048). Ganó seis veces el abierto estadounidense; la primera vez. en 1999. Aunque estuvo mucho tiempo fuera de las canchas, Serena suma también más triunfos en el circuito: 788, contra 775 de Venus.

Más allá de la rivalidad, también han compartido mucho: juntas en dobles, han ganado los cuatro Grand Slams y tres medallas doradas olímpicas. Todo cuanto han tocado lo convirtieron en oro. "Sé que, cuando juego contra ella, tengo que jugar mi mejor tenis. Ella también lo sabe. Es lo que nos motiva para el torneo. Es lo que marca el tono para nosotras. Nos exigimos para alcanzar lo mejor que podemos ser", sentenció Serena, que lleva amplia ventaja en los títulos grandes: 23 contra 7 de Venus. Han disputado 9 batallas finales allí, con 7 festejos de la hermana menor, la más competitiva. Pero la leyenda va más allá. Las Williams, a su modo, también han conseguido derrotar al tiempo.

El saludo final entre Serena y Venus: la hermana menor ganó por 6-1 y 6-2
El saludo final entre Serena y Venus: la hermana menor ganó por 6-1 y 6-2 Fuente: AP – Crédito: Adam Hunger

¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0Fuente de la noticia

Comentarios