Fuente: Archivo

Tras el paro de 72 horas, el frente gremial exige un aumento superior al 30% y con cláusula gatillo Jesús Cornejo SEGUIR

LA PLATA.- El conflicto salarial con los maestros de la provincia de Buenos Aires parece estar cada vez más complicado. Y es que, ayer, tras la culminación del paro de 72 horas, los sindicatos docentes comenzaron a recalcular cuál será el nuevo porcentaje que le exigirán al gobierno de María Eugenia Vidal tras la corrida cambiaria del dólar.

Si bien anteayer, durante la marcha a la gobernación bonaerense, los sindicatos habían deslizado que la negociación salarial comenzaba a estar comprometida por las oscilaciones en la cotización del dólar, ayer directamente sostuvieron que no podrán cerrar un acuerdo paritario sin la inclusión de una cláusula gatillo.

"Estamos cada vez más lejos del número al que aspiramos, porque ese número se va corriendo. La pérdida de poder adquisitivo [de los maestros] es ofensiva. Así que nosotros vamos a exigir la inclusión de una cláusula de actualización salarial", dijo la presidenta de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB), Mirta Petrocini.

Los maestros vienen exigiendo una recomposición salarial del 30% y la inclusión de una cláusula de monitoreo y actualización del sueldo, para atenuar las variaciones de la economía. Por eso rechazaron la última propuesta oficial que planteó un aumento del 19% y una suma de $210 en concepto de materiales didácticos.

Fuentes del gobierno de Vidal aseguraron a LA NACION que aún no hay fecha para definir una nueva convocatoria a los docentes bonaerenses. "Hace apenas una semana que se hizo una propuesta y recibimos un paro de 72 horas en respuesta", dijeron.

Precisamente ayer, una vez más, el impacto de la huelga docente de 72 horas (del martes al jueves último) tuvo distintas lecturas: mientras que para los sindicatos que integran el Frente Unidad de Docentes Bonaerenses la medida superó el 90% de adhesión, la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense afirmó que fue dispar. "El martes hubo 51% de acatamiento, el miércoles no se midió porque se llevó a cabo una jornada de capacitación docente y ayer solo el 43% de los maestros participó de la huelga", dijo un estrecho colaborador del titular de la cartera Educativa bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny.

Según Miguel Díaz, titular de Udocba, la corrida del dólar va a repercutir en el costo de vida de los docentes. "No entendemos por qué Vidal sigue dilatando el conflicto. Tiene dinero del Fondo del Conurbano que recuperó. Tendría que hacer una tregua y una oferta realista. Necesitamos primero recuperar el salario perdido y tener un sistema de monitoreo permanente para que se ajuste el sueldo ante cualquier oscilación de la economía. Eso se llama cláusula gatillo", dijo Díaz a LA NACION.

Alianza de estatales

Ayer, un gran número de maestros bonaerenses se solidarizaron con el reclamo de los profesores universitarios y se sumaron a la marcha al Congreso en apoyo de la educación pública".

El secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires, Roberto Baradel, dijo: "La situación social es muy compleja en salud, educación y desarrollo social. Es posible que unifiquemos una medida con todos los estatales bonaerenses".

Las fuentes oficiales insistieron en que la nueva propuesta se realizará a partir de los fondos que se puedan disponer para mantener una oferta en el tiempo. "Nosotros, mientras tanto, hemos dado un serie de actualizaciones que se les han depositado a los maestros y que ya llegan al 19 por ciento", dijo ese informante.

Por: Jesús Cornejo ¿Te gustó esta nota? Ver comentarios 0Fuente de la noticia

Comentarios