El segundo de Camioneros cuestionó al triunvirato que dirige la central obrera Fuente: Archivo

La decisión de la CGT de demorar la renovación de sus autoridades y de mantener al frente al actual triunvirato ya provocó reacciones entre defensores y detractores de esa conducción.

"Es un día muy triste para los trabajadores. Muchos estaban pidiendo una renovación de dirigentes. Con la continuidad del triunvirato de la CGT, los más beneficiados son [Mauricio] Macri y [Jorge] Triaca ", arremetió esta mañana el secretario adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano . "Hacía falta una renovación en la CGT", reforzó enseguida.

En declaraciones a FM La Patriada, Moyano apuntó en particular contra Juan Carlos Schmid , uno de los integrantes del triunvirato que en los últimos meses tomó distancia de Hugo Moyano , su histórico jefe en el mundo gremial. Juan Carlos Schmid: "Me sorprende que Schmid siga al lado de los dirigentes que aprobaron la reforma laboral con Menem y que ya casi tienen arreglada la reforma laboral con Triaca", azuzó.

El gremialista no se detuvo allí y sumó en el embate a los otros dos triunviros, Héctor Daer (Sanidad), de los "gordos" (grandes gremios de servicios) y el barrionuevista Carlos Acuña. "Que no se vengan a hacer los Rambos porque el paro general fue por la presión que hicimos desde Camioneros", arremetió.

Por otro lado, Moyano advirtió que "muchos gremios se van a sumar a la oposición al triunvirato" y pronóstico: "Si no es ahora, será el año que viene o en 2020 que tengamos una CGT en defensa de los trabajadores".

Por su parte, Schmid defendió la continuidad del triunvirato y advirtió sobre la situación social. "No es la primera vez que ratificamos al triunvirato. No está mal que sigamos hasta 2020 si contamos con el apoyo de los secretarios generales", dijo.

Respecto del futuro de la CGT, el jefe del gremio de dragado y balizamiento planteó que "la clave es discutir la estrategia a seguir hacia adelante". "Tenemos que decidir cómo nos plantamos frente a la situación social y económica que atraviesa el país", agregó. En esa línea, el gremialista advirtió: "No sería una locura hablar de otro paro general antes de fin de año, no descartamos nada".

Consultado sobre las críticas de Moyano hijo, buscó poner paños fríos y mostrarse conciliador. "Pablo Moyano no se fue nunca de la CGT, aunque ha mantenido posturas diferentes siempre. Espero que ningún sindicato rompa con la CGT", cerró.

Ayer, el consejo directivo de la CGT no sólo ratificó la suspensión del Congreso Central Confederal del 22 de agosto en el que se iba a elegir a la nueva conducción. También decidió convocar a un plenario de secretarios generales a fines del mes próximo. Esa reunión, de la que pueden participar los jefes de todos los gremios de la central más allá de las divisiones internas y enfrentamientos que hoy la atraviesan, busca legitimar al triunvirato y sondear caminos de "reconciliación" con los sectores hoy enfrentados con la conducción, como el moyanismo, Camioneros, a UOM, el Smata, el MASA y la Corriente Federal.

Fuente de la noticia

Comentarios