La solitaria espera de Jorge Sampaoli Fuente: Archivo

Tres rasgos se mantenían con el paso de los días. El plan desestabilizador, el doble discurso dirigencial y la resistencia de Edgardo Bauza. Se atropellaban los últimos días de marzo y los primeros de abril del año pasado. Cualquier coincidencia con la actualidad…, no es ninguna casualidad. "Hay un entrenador con contrato vigente y hay que respaldarlo, pero debemos revisar todo", aseguraba Claudio Tapia en su asunción como presidente de la AFA . La selección había perdido con Bolivia, en la altura, y había quedado muy comprometida su clasificación para Rusia.

Tapia lo heredaba a Bauza, una elección de Armando Pérez y el Comité de Regularización. Tapia no confirmaba la continuidad del DT y abría la estrategia del desgaste. El 7 de abril, técnico y dirigente se veían cara a cara. "Me dejó una buena impresión, lo vi convencido. Tenemos que seguir trabajando, tenemos que seguir conociéndonos. ¿Quién dijo que Bauza se iba?", se preguntaba desafiante Tapia al retirarse de Ezeiza. Otra vez la ambigüedad para dilatar el tema, para incomodar al entrenador hasta el punto del hartazgo. La nueva AFA no quería pagar el costo político de romper un contrato ni desembolsar, por entonces, los 900 mil dólares de la rescisión. Tampoco tenían asegurado un sucesor, por eso especulaban con los tiempos. Como ahora, idénticos pasos. Ayer ocurrió exactamente lo mismo: " Sampaoli tiene contrato, es el técnico de la selección", expresó escuetamente Tapia, antes de una reunión con dirigentes del ascenso. Nunca había hablado y dijo una obviedad que encubre su auténtico deseo: la capitulación de otro entrenador.

Chiqui Tapia, sobre la continuidad de Jorge Sampaoli: "Tiene contrato" – Fuente: TyC

0:08 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> Video

Tapia lo echó a Bauza el 10 de abril, sí, tres días después de la buena impresión que le había causado. Pudieron despedirlo argumentando que lo habían recibido de la administración anterior y que no compartían su línea futbolística. Pudieron aferrarse a que el Comité de Regularización indebidamente había firmado un contrato que iba más allá de su mandato. Pero no, eligieron la táctica del destrato. Como ahora. Como ahora, también, firmaron un contrato con Sampaoli hasta Qatar 2022, cuando el mandato de Tapia finalizará el 29 de mayo de 2021. Y vale recordarlo, más allá de que Tapia dijo "contratamos al mejor técnico del mundo", por Sampaoli, su preferido era Mauricio Pochettino. Daniel Angelici impuso a Sampaoli.

En aquel primer encuentro entre Tapia y Bauza, el del 7 de abril, el flamante presidente asentó su preocupación por la errante marcha por las eliminatorias y, además, le hizo una confesión: "Estoy presionado por los otros dirigentes". Por el tono de la conversación, no se podría presagiar una inminente destitución. Tapia le expresó que llevaría el contenido de su charla a la próxima reunión del Comité Ejecutivo de la AFA para que ellos hicieran la evaluación. Igual que el lunes pasado, cuando la AFA, en su página web, anticipó que a finales de este mes el Comité Ejecutivo analizará la tarea de Sampaoli. Ya se contó cómo terminó la relación de Bauza: lo echaron pocos días después de aquella cumbre.

La "coherencia" de Chiqui Tapia

0:30 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> Video

Ya entonces, algunos dirigentes, siempre en off, agitaban un tembladeral alrededor de Bauza. "Sólo será cuestión de tiempo", subrayan para rematar sus intervenciones. Igual que ahora; claro, son los mismos. Todos los manoseos siguieron limando la figura de Bauza. Y de Sampaoli, por ejemplo, con la tensión que se desató alrededor de la presencia o no del entrenador en el torneo juvenil de L’Alcúdia. ¿Otra coincidencia de ayer a hoy? Los futbolistas no movieron ni un músculo en la defensa de los entrenadores.

Aquel cruel manejo dirigencial, quizá desde la compasión, despertó varias voces de apoyo a Bauza por el maltrato que recibía. Lo respaldaron públicamente Gareca, Batistuta, Cocca, Lammens, Maradona… Ahora, nadie defiende a Sampaoli. Hoy llegará al país su representante, el abogado Fernando Baredes. Quizás sea el hombre que la AFA espera para seguir transitando las huellas del ‘caso Edgardo Bauza’.

Fuente de la noticia

Comentarios