El apoyo al seleccionado argentino de fútbol no conoce límites y no hay fronteras que no se puedan traspasar, ni geográficas ni humanas, algo que los chicos de la escuela especial Puentes, de la localidad bonaerense de Remedios de Escalada conocen muy bien a partir de ahora.
Los mensajes y dibujos de aliento que hicieron los chicos para los jugadores de la Selección nacional viajaron 15.000 kilómetros y hoy llegaron a Rusia, para desparramarse sobre el suave césped del campo de entrenamiento del equipo que dirige Jorge Sampaoli.
En Bronnitsy, los chicos que conllevan una lucha particular con la vida, apostaron a ella y tuvieron su recompensa cuando a través de las imágenes de los medios pudieron observar como sus obras creativas habitaban el mismo espacio donde se están gestando los sueños mundialistas de los argentinos.
En la bucólica población de no más de 20.000 habitantes y frente a un resplandeciente lago en el que están instaladas grandes pistas de remo, se erige el Centro de Entrenamiento de Bronnitsy, situado a más de 60 kilómetros de Moscú.
Ese es el albergue que cobija las ilusiones de 23 futbolistas y su cuerpo técnico, pero también de más de 40.000.000 de argentinos, aunque en este caso los niños y adolescentes de Puentes serán de los pocos privilegiados cuyas esperanzas se hayan depositado en el mismo suelo que acarician día a día Lionel Messi y sus 22 acompañantes en esta aventura histórica.
Fuente de la noticia

Comentarios