Un hombre armado con un cuchillo y un fusil de juguete y que afirmaba tener una bomba tomó este martes al menos a dos personas de rehenes en un edificio del norte de París durante varias horas antes de ser detenido por la policía, informaron autoridades y medios, que dijeron que al parecer se trataba de un desequilibrado y no de un extremista islámico.

"El individuo ha sido detenido y los rehenes están fuera de peligro", tuiteó el ministro de Interior, Gérard Collomb, quien felicitó a las fuerzas de seguridad por el "profesionalismo" con el que reaccionaron al secuestro, que se extendió durante unas cuatro horas.
Según divulgó el portal del diario Le Parisien, el secuestrador poseía un cuchillo y un fusil de juguete y aseguraba tener también una bomba, pero la policía no encontró ningún explosivo en el lugar de la toma de rehenes. Le Parisien agregó que el hombre pidió contactarse con la embajada de Irán para "entregar un texto al gobierno francés", un hecho que no fue confirmado por las autoridades.

Peu d’infos filtrent
Homme toujours retranché rue des petites écuries. La BRI est sur place, les pompiers déploient les lances à incendies. #petitesecuries pic.twitter.com/GqbJEFSVUn

— MatMichal (@MatMichal) 12 de junio de 2018

Las autoridades no dieron datos sobre el secuestrador, pero Le Figaro afirmó que era un marroquí de 26 años que no estaba bajo el radar de los servicios secretos ni de las fuerzas de seguridad. Fuentes policiales, citadas por la agencia de noticias EFE, señalaron que las demandas del secuestrador parecían "incoherentes" y apuntaron a la posibilidad de que se tratara de una persona con un desequilibrio mental.
Fuente de la noticia

Comentarios