El presidente estadounidense, Donald Trump, redobló su defensa de la necesidad de imponer aranceles al acero y al aluminio procedentes de la Unión Europea (UE), Canadá y México, a la par que crece la preocupación ante los efectos económicos de las represalias anunciadas.
En el Congreso, influyentes legisladores republicanos como Kevin Brady, presidente del comité de la Cámara Baja encargado de temas comerciales, y el senador Orrin Hatch, presidente del comité financiero del Senado, no ocultaron su inquietud y desagrado con las medidas proteccionistas.
Hatch remarcó, en un comunicado, que "los aranceles a las importaciones suponen un alza de impuestos a los estadounidenses y tendrá dañinas consecuencias para los consumidores".

Canada has treated our Agricultural business and Farmers very poorly for a very long period of time. Highly restrictive on Trade! They must open their markets and take down their trade barriers! They report a really high surplus on trade with us. Do Timber & Lumber in U.S.?

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 1 de junio de 2018

Fuente de la noticia

Comentarios