A menos de 24 horas de haber jurado tras 88 días de negociaciones, el nuevo gobierno italiano formado por la derechista Liga Norte y el Movimiento Cinco Estrellas comenzó a generar polémica por sus posturas frente a las parejas homosexuales, su promoción de las famlias "con un papá y una mamá" y la confirmación de una férrea política anti-inmigratoria.
"Quiero ser parte de un gobierno en el que las palabras y las ideas sean claras. Habrá un ministro para quien la mamá se llama mamá y el papá se llama papá", planteó el líder de la Liga y nuevo ministro del Interior y vicepremier, Matteo Salvini, horas después de confirmado el nuevo Ejecutivo.

"Para la ley, en este momento, no existen las familias homosexuales"”

"Veremos de reestablacer un poco de sentido común"; agregó Salvini, según el diario La Stampa, con lo que sumaba una nueva polémica a sus ya conocidas posturas para expulsar a 500.000 inmigrantes y endurecer la denominada ley de legítima defensa.
Fuente de la noticia

Comentarios