El fin de la neutralidad en la red en EEUU el 11 junio apuró un proceso de fusiones entre los principales proveedores de conexión y los generadores de contenidos que podría dar nacimiento a un nuevo mapa de Internet, más cerrado y monopólico, con menor libertad de expresión y de elección, analizaron especialistas.
El panorama "es aterrador", advirtió la organización estadounidense Fight For the Future (FFF), para la cual "sin neutralidad en la red, no hay nada que evite ese tipo de abusos, y es solo cuestión de tiempo que eso comience".
"Es probable que se venga una nueva Internet. Que las nuevas reglas de juego faciliten la proyección de negocios y la integración vertical del negocio del transporte con el de producción de contenidos", analizó por su parte el investigador del Conicet Martín Becerra.
"Hasta ahora, hasta hace algunos años, había un problema que resolver, porque los que tenían la infraestructura no tenían los contenidos. Ahora se juntan y ganan los mercados, gana la concentración", consideró por su parte la analista Natalia Zuazo, autora del flamante libro "Los dueños de Internet".
Fuente de la noticia

Comentarios