El Tribunal Supremo español rebajó hoy en cinco meses la pena de cárcel impuesta al cuñado del rey Felipe VI, Iñaki Urdangarin, quien había sido condenado a más de seis años de prisión por el caso Nóos, que puso a la Corona española en el centro de una trama de corrupción.
Tras el fallo del alto tribunal, Urdangarin aún puede evitar la prisión presentando un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional o un indulto, aunque la Audiencia de Palma de Mallorca, que lo juzgó y es la encargada de ejecutar la sentencia, puede decidir en los próximos días o semanas su encarcelamiento o dejarlo en suspenso.
La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo informó la condena a 5 años y 10 meses de prisión a Iñaki Urdangarín por malversación, prevaricato, fraude, dos delitos fiscales y tráfico de influencias.
Fuente de la noticia

Comentarios