El socialista Pedro Sánchez asumió este sábado como presidente del gobierno de España tras prometer el cargo ante el rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela de Madrid, al día siguiente de desbancar al conservador Mariano Rajoy con una histórica moción de censura.
Por primera vez en democracia, el nuevo jefe del Ejecutivo prometió lealtad al cargo con la mano derecha sobre la Constitución y no sobre una Biblia, al decidir retirar los símbolos religiosos -también el crucifijo-, que tradicionalmente presidieron este tipo de actos en España.
Sánchez, que es ateo, tomó esta decisión a nivel personal, ya que la Casa del Rey tras la proclamación de Felipe V dio la posibilidad a los altos cargos de jurar con una fórmula aconfesional.

El presidente @sanchezcastejon ya ha prometido su cargo. Empieza una nueva etapa en nuestro país. Recuperemos el prestigio de las instituciones, luchemos contra la desigualdad. Todo empieza ahora. pic.twitter.com/0FWKqLBM6m

— PSOE (@PSOE) 2 de junio de 2018

Fuente de la noticia

Comentarios