El Gobierno tomó una línea de crédito por 30 mil millones de dólares. De la Rúa había conseguido 40 mil antes de la crisis más grave de nuestra historia.

El presidente Mauricio Macri anunció que ya se iniciaron negociaciones con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, para cerrar un préstamo y que el país vuelva a endeudarse con la sombra más oscura de las finanzas mundiales.

En un mensaje ofrecido desde la Casa Rosada, el mandatario justificó la medida que recuerda al “blindaje” de Fernando de la Rúa y señaló que el país no tiene un contexto internacional favorable: “Suba de tasa de interés, devaluación de monedas emergentes. Somos de los países del mundo que más dependemos del financiamiento externo. Frente a esta nueva situación he decidido iniciar conversaciones con el FMI, para que nos otorgue una línea de financiamiento”, dijo.

La cifra no fue dada a conocer por el Gobierno pero se trata de 30 mil millones de dólares, según publicó la agencia económica Bloomberg.

Luego, en conferencia de prensa, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, evitó revelar el monto del crédito del FMI pero afirmó que es “la tasa más barata” a la que se puede financiar la Argentina.

El funcionario dijo que “el diálogo ha sido permanente” con el FMI y reveló que esta mañana habló con Lagarde previo a que también se comunicara el Presidente.

Con respecto a las tarifas, dijo esperar de la oposición “responsabilidad, abandonar las actitudes demagógicas porque estamos en presencia de un programa destinado a cuidar de los argentinos pero que además requiere ir convergiendo al equilibrio fiscal”.

Además afirmó hoy que el financiamiento del FMI “es el más barato que tenemos disponible” y explicó que “no aumenta el endeudamiento de la Argentina,porque reemplaza a otros financiamientos, incluso más caros”.

Fuente de la noticia

Comentarios