Del verde fresco del estío, con ríos caudalosos ideales para rafting, esta ciudad del sur provincial pasa en época fría a los tonos ocres, rojos y amarillos de sus numerosas alamedas y viñedos, pero la dinámica turística no se detiene, sólo varían las actividades y atuendos de guías y visitantes.
"San Rafael, con sus 9.000 plazas de hospedaje, es un destino para todo el año", aseguró a Télam el presidente de la Cámara de Turismo local, Gonzalo Tortosa, aunque aclaró que la estrella en esta temporada es el turismo aventura, "relacionado no tanto con el agua sino con la montaña, el tiro-bungee, cabalgatas y trekking".
En ese sentido mencionó que uno de los mayores atractivos es el circuito de Los Reyunos, con su embalse en el que se puede pasear en kayak o catamarán, rodeado de paredes de roca ideales para practicar las actividades mencionadas, además de escalada, "scala ferratta" y tirolesa.
Fuente de la noticia

Comentarios