Como un "un gesto de buena voluntad" previo a la cumbre del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con su homólogo norcoreano, Kim Jong-un, el Gobierno de Pyongyang liberó hoy a tres estadounidenses detenidos por "subversión, espionaje" y "actos hostiles" en el país asiático.
Los liberados, dos hombres surcoreanos y uno chino que tomaron la nacionalidad estadounidenses, viajan con el secretario de Estado, Mike Pompeo, en su regreso a Estados Unidos, anunció hoy Trump, quien los recibirá en la base Andrews, en el estado Maryland.
Kim Dong Chul, nacido en Corea del Sur hace 64 años, es el detenido con más tiempo en Corea del Norte. Según los medios estatales norcoreanos, Kim dirigió una empresa en la zona económica especial Rason, al noroeste del país, antes de su arresto el 2 de octubre de 2015.
En tanto, Kim Hak-song trabajaba en el desarrollo agrícola en una granja experimental de la Universidad de Ciencias y Tecnología cuando fue arrestado en mayo de 2017, por participar en "actos hostiles" no especificados contra Corea del Norte, indicó KCNA.
Por otra parte, Kim Sang-duk, conocido como Tony Kim y también docente de la universidad norcoreana, fue detenido el 22 de abril de 2017 en el aeropuerto de Pyongyang por cometer "actos criminales de hostilidad destinados a derrocar a Corea del Norte", señaló KCNA sin especificar los delitos concretos que había cometido. Fuente de la noticia

Comentarios