"No es una revancha pero te queda la espinita de la forma que te fuiste (de Brasil 2014) y hay dudas con uno mismo, pero no es una revancha para Uruguay o los compañeros, es por uno", expresó Suárez en declaraciones a un medio local en referencia a su expulsión del torneo disputado en Brasil por morder al italiano Giorgio Chiellini.
Por la sanción que recibió por parte de FIFA, Suárez no pudo disputar el duelo de los octavos de final ante Colombia.
Por otro lado, el "Pistolero" lamentó la lesión del delantero Mohamed Salah, figura de Egipto, uno de los rivales de Uruguay en el grupo A.
Fuente de la noticia

Comentarios